imagotipo

PAN vs. PRD / Punto de Vista / Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

Lucero los encandiló. Los cegó. Y nadie atinó a colocarse gafas para evitar ser deslumbrados. No se las puso Cecilia Romero. Tampoco Gustavo Madero. Menos Jesús Ortega. Hoy, éste, Ortega, le pide al PAN asumir su responsabilidad con respecto a la muy probable narcodiputada. Porque, como usted lo sabe, Lucero Guadalupe Sánchez López evidenció la ausencia de compromiso de las dirigencias nacionales y estatales de los partidos políticos en aquello de no postular a personas con “nexos” poco transparentes.

Según las evidencias, que no las pruebas, Lucero tomó desprevenidos a quienes decidieron hacerla diputada. Eso dicen ahora los que acordaron postularla. Lo cierto es que resultaría poco menos que creíble que en un municipio no se sepa quién es quién en la política, el comercio, la iglesia.

Y si bien la PGR está lista para solicitar el desafuero de la brillante –por ser Lucero, no por otra cosa- legisladora, no deja de llamar la atención que la razón para ello sea el haber utilizado documentos falsos. ¿Esa acción la convierte en criminal? Bien a bien no lo sé. Robarse la identidad de una persona, cuyo nombre ha sido guardado bajo siete llaves. Nadie lo ha revelado.

Hoy los dos partidos que la postularon y la llevaron al Congreso Local de Sinaloa, se lavan las manos, las caras y muy probablemente las carteras. No es suficiente el escándalo.

Porque siguen haciendo alianzas. ¿Ahora sí investigaron a quienes postularan de común acuerdo?

Después no salgan con domingo siete.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx,

jesusmichel11@hotmail.com