imagotipo

Paradigma Económico

  • Jorge Sánchez Tello

  • Jorge Sánchez Tello
  • ¿Y las instituciones?

 

Algunas zonas de nuestro país están atravesando por profundos problemas de inseguridad como Guerrero, Michoacán, Tamaulipas, Oaxaca, Veracruz, Chiapas, entre otros. Además, a esta problemática hay que sumarle la violencia y el caos que está generando la CNTE especialmente en Oaxaca y Chiapas.

El impacto negativo a la economía de la zona y del país se está viendo con el freno en la actividad económica. ¿Acaso los miembros de la CNTE y las agrupaciones que los respaldan no ven el daño que le están causando a la gente?

Vivimos en un país donde lamentablemente no se aplica la ley, lo hemos visto en muchas ocasiones cuando la corrupción ha permeado la sociedad, empresas y gobiernos. ¿Por qué razón? Porque se ha dado la impresión de que no existe la capacidad por parte de la autoridad para aplicar la ley.

La CNTE mantiene una muy hábil política de comunicación, ciertamente mejor que la del Gobierno de la República. Cuando sus miembros y simpatizantes bloquean vías de comunicación, vandalizan edificios y oficinas, roban vehículos, toman casetas de peaje, pintarrajean vehículos, impiden el funcionamiento de comercios o humillan a maestros, funcionarios o policías, presentan sus acciones como una legítima protesta. Si la policía actúa para hacer cumplir la ley, en cambio, se quejan de represión.

Existe mucho miedo para poder aplicar la ley. El hartazgo social se está dando porque la gente no percibe que las instituciones del país funcionen para poder castigar la corrupción; lo que hace la CNTE es frenar el desarrollo económico con su violencia y bloqueos. Si bien, están en todo su derecho de manifestarse pero siempre y cuando lo hagan en paz y no perjudicando la vida de las personas que buscan ganarse la vida de forma honesta.

¿Cómo creer que se va a castigar a los gobernadores corruptos cuando ni siquiera han podido resolver el problema que representa la CNTE?

Toda crisis representa una oportunidad; el Gobierno de la República tiene los instrumentos institucionales para negociar y sobre todo aplicar la ley y poder enviar un claro mensaje: México, a pesar de sus problemas, es un país donde la gente quiere vivir en paz y se va a hacer respetar el Estado de Derecho.

Es un punto importante, porque si lo llegan a hacer se dará certeza de que en el país las reformas van por el camino correcto de la implementación y sobre todo se dará certeza a la inversión.

¿O esperan a que la CNTE convierta Oaxaca y Chiapas en una copia de lo que ocurre en Venezuela? Espero que no, porque todos sabemos la tragedia que vive Venezuela gracias a las malas decisiones de Nicolás Maduro.

¿Y las instituciones? Si bien, se reconoce que no han caído en la provocación, es importante dar un mensaje claro y contundente de que en México las instituciones están para servir a la gente y no para defender o proteger a los delincuentes.

El país está ante un escenario nada optimista y el pesimismo es la peor señal que se puede dar porque se han hecho reformas importantes, lamentablemente no se han sabido transmitir bien sus beneficios a pesar de que algunas van a traer mejoras al país.

México tiene la oportunidad de aprovechar esta crisis en la aplicación de la ley para convertirla en una opción de cambio y poder corregir el rumbo. Dar una esperanza a los mexicanos de que no todo está perdido y sobre todo, de que se tienen instituciones capaces de enfrentar al crimen organizado, a la CNTE, a Trump o a quien vaya contra el país.

El tiempo se agota y el malestar entre la gente va a seguir aumentando si no se ven acciones contundentes en las siguientes semanas para solucionar algunos de estos problemas.
*Economista e investigador asociado de la FUNDEF

www.fundef.org.mx

jorge.sanchez@itam.mx

Twitter: @jorgeteilus