imagotipo

Paradigma Económico

  • Jorge Sánchez Tello

  • Jorge Sánchez Tello
  • Ahorro para el retiro

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, ha propuesto abrir el debate sobre cómo mejorar las pensiones en México y abre la posibilidad de que se tengan que aumentar las cuotas de contribución.

Cuando se dio el debate que llevaría a reformar el sistema de pensiones en México, los principales argumentos para sustentar esta acción fueron los cada vez mayores problemas financieros que venía enfrentando el IMSS y la necesidad de fomentar mayores tasas de ahorro privado en el país.

Por su parte, el diseño específico del sistema de retiro en México con las Afores, se hizo basándose en tres pilares: primero, un piso mínimo que es la pensión mínima garantizada por el Gobierno; segundo, cuentas personales de jubilación administradas por administradores de fondos de pensiones privados, y tercero, cuentas de ahorro voluntario para la jubilación.

Con una aportación del 6.5 por ciento del salario base a las Afores se espera tener una tasa de remplazo cuando más del 30 por ciento. Para no tener un fenómeno de pérdida de credibilidad del Sistema se tienen que cambiar algunas reglas para subir tasas de reemplazo.

En la Fundación de Estudios Financieros (Fundef) proponemos utilizar los recursos de la subcuenta de vivienda para mejorar las pensiones de los trabajadores.

Hoy existen recursos en la subcuenta de vivienda que son parte de la carga social de las empresas y que no están siendo utilizados para la pensión.

Quien tiene una subcuenta de vivienda puede solicitar un crédito para la vivienda de Infonavit o de algún otro esquema vinculado a dicho instituto. Si dicho trámite nunca se realiza, los recursos que se abonaron a esta subcuenta pueden ser retirados en una sola exhibición al llegar el momento de la jubilación. Es decir, este monto no se destina a la pensión.

Si se obtiene el promedio de rendimiento de la subcuenta de vivienda en términos nominales, ha estado por encima del cinco por ciento. Si descontamos la inflación el rendimiento real promedio en los últimos 15 años es del 2.6 por ciento.

El dato anterior con los rendimientos de las Afores y otras alternativas. El rendimiento del sistema desde su creación hasta el 2015 fue de 12.41 por ciento nominal anual promedio y 6.14 por ciento real anual promedio.

Los datos muestran que las Afores son uno de los mejores instrumentos de inversión porque dan un rendimiento por encima de la inacción, con rendimientos reales alrededor del seis por ciento mientras que la subcuenta de vivienda solo ha dado como rendimiento real el 2.60 por ciento y los CETES el 1.80 por ciento.

Si incorporamos la subcuenta de vivienda al esquema para que al momento de jubilarse se destine a la pensión, las personas que tienen 20 años pueden llegar a alcanzar sin problema, al momento de retirarse, una tasa de reemplazo del 60 por ciento.

Las personas que se encuentran entre los 25 y 30 años solamente tendrían que ahorrar adicionalmente entre el tres y el ocho por ciento de su salario como ahorro voluntario para lograr el 60 por ciento. Dicha meta del 60 por ciento parece más alcanzable con el cambio sugerido al régimen actual.

Al incorporar la subcuenta de vivienda se tendrá un ahorro para el retiro equivalente a 11.5 por ciento del salario de cotización. La propuesta de destinar la subcuenta de vivienda al retiro tendría la gran virtud de incrementar la pensión de manera importante.

Se requiere diseñar buenas políticas públicas para INCENTIVAR el ahorro voluntario y REPENSAR si 18 años después el nivel de contribución es el adecuado.

En conclusión esta propuesta sería un primer paso en la dirección correcta, aunque no es la solución.
*Economista e investigador asociado de la Fundef

www.fundef.org.mx    jorge.sanchez@itam.mx    Twitter: @jorgeteilus