imagotipo

Paradigma Económico

  • Jorge Sánchez Tello

  • Jorge Sánchez Tello
  • Morena y populismos un peligro

He escrito en otras ocasiones criticando la corrupción que existe en los partidos políticos. El desencanto por la corrupción de algunos de sus militantes en el PAN, PRI y PRD puede llevar a una crisis de desencanto y los ciudadanos podrían optar por opciones políticas populistas y radicales ya sean de derecha o izquierda.

Sin embargo, me ha llamado la atención la reacción y resistencia de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, de Morena y de grupos de extrema derecha a muchos cambios que necesita nuestro país, los extremos se tocan y coinciden en dinamitar nuestras instituciones.

Los extremos se tocan y forman parte de grupos que están en contra del capitalismo, de la libertad individual y en ocasiones expresan un profundo odio hacia las instituciones legalmente constituidas como lo hace frecuentemente Andrés López Obrador presidente de Morena. Estos grupos como la CNTE y agrupaciones de extrema derecha se tratan de organizaciones que agrupan a gremios radicales formado en una ideologías de lo peor de nuestro pasado político.

En pleno siglo XXI es desvergonzado el apoyo de un partido político a la CNTE, no debe sorprendernos y nos devela su calaña y el riesgo que significa esta fuerza política para el futuro de nuestra nación. Es tiempo de decir el riesgo, desean una economía aparentemente socialista para que terminemos como Venezuela. Sobra decir, el fracaso económico de dicho país.

Andrés Manuel López Obrador y Morena reflejan el mismo pensamiento que los neoconservadores porque no buscan transformar las instituciones si no solo coptarlas para responder a sus deseos de poder por el poder. Para AMLO la elección del 2018 ya está decidida, es él. ¿Qué pasa si vuelve a perder? Su visión es la de un iluminado, intolerante y autoritario y su demagogia es un peligro para un país que busca un cambio ante una generación de políticos que han sido incapaces de combatir la corrupción. De llegar este personaje a la presidencia nos espera alguien que no cree en la legalidad y no cree en el TLC ni en la autonomía del Banco de México. ¿La CNTE será utilizada como las brigadas en Venezuela para presionar a la sociedad?

Por otra parte tenemos a grupos de extrema derecha que no respetan el estado laico de nuestro país. Es importante recordarles que el Artículo 40 Constitucional para volver a establecer que la conducción política de la República debe estar separada de las injerencias eclesiásticas.

“Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una república representativa, democrática, federal y laica…”

Que un Estado sea Laico no significa que sea antirreligioso, al contrario garantiza la libertad de creer o no creer y en la actual Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se afirma que “todo hombre es libre de profesar la creencia religiosa que más le agrade y para practicar las ceremonias, devociones o actos de culto respectivos, siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley” (Art. 24).

Por esta razón México no debe caer en el juego de los populistas de izquierda ni de derecha, son al final grupos conservadores que buscan mantener el status quo y no continuar con las transformaciones que necesita nuestro país.

Por esta razón los principales partidos políticos en México deben transformarse hacia una cultura de la legalidad y contra la corrupción porque el populismo toca las puertas. Los radicalismos están intentando dinamitar las instituciones y sobre todo debilitar la democracia, cuidado con los extremos.

* Economista e investigador asociado de la FUNDEF

www.fundef.org.mx                      jorge.sanchez@itam.mx

Twitter: @jorgeteilus