imagotipo

Paradigma Económico

  • Jorge Sánchez Tello

  • Jorge Sánchez Tello
  • Constitución CdMx

 

El proyecto de Constitución de la Ciudad de México, tiene algunos puntos que la hacen un verdadero peligro hacia la libertad y propiedad privada, lo que la convierte en un riesgo para el orden jurídico e instituciones del país.

Es una Constitución que no protege a la propiedad privada, piedra fundamental para que la Ciudad de México pueda generar más empleo y riqueza. Pero el proyecto de Constitución da incentivos a la informalidad y a las agrupaciones clientelares que siempre manipulan su poder para beneficiar a los partidos políticos.

Los que estamos a favor de la libertad económica y política para la capital de México sabemos que toda Constitución realmente progresista debe tener derechos y obligaciones, no deseos. El actual proyecto solo tiene deseos porque ni siquiera las obligaciones que debemos de tener como ciudadanos han sido contempladas.

La Constitución de la CdMx deberá tener corte liberal y no proteccionista hacia la economía y la política. Sin embargo, están haciendo lo contrario en el tema de querer imponer las rentas fijas cuando está comprobado que es un mecanismo que no funciona.

Es importante garantizar derechos que ya son una realidad en la capital, así como temas de justicia social, derechos humanos pero es importante que no solo sean buenos deseos, sino que también impliquen responsabilidades y obligaciones hacia los ciudadanos.

La Constitución de la CdMx no debe ser una traición a los principios históricos del liberalismo mexicano del siglo XIX, redactada a sangre y fuego. No debe ser un dogma del pasado si no que retome lo mejor de la libertad económica y política para que pueda ser un eje central en la aplicación de la ley en nuestra ciudad.

Debe tener como eje garantizar la PROPIEDAD PRIVADA, para evitar incertidumbre sobre las inversiones, el empleo y sobre todo los bienes que las personas han adquirido producto de su trabajo y esfuerzo.

Los mexicanos tenemos que poner nuestra mejor atención en lo que ocurre en la Asamblea Constituyente que pretende pisar lo dispuesto por la Constitución vigente. ¿Acaso creían que no nos íbamos a dar cuenta que veladamente se planea atentar contra los derechos individuales y privados? La libertad se ha ganado con sangre en México y en el mundo, no se puede eliminar con el plumazo de unos cuantos “notables” que viven en el pasado, pensando que lo que hizo Cuba o hace Venezuela es el camino a seguir.

Curiosamente ninguna de las grandes capitales en el mundo tiene Constitución propia, Washington D.C., Londres o París. Es importante no perder de vista el tema de la Hacienda Pública para CdMx y evitar el mal gasto de los recursos así como el endeudamiento.

Hay que tener cuidado con el populismo constitucional y sobre todo cómo se pueden manipular los programas “sociales” que en ocasiones solamente sirven para obtener ganancias electorales. Ideas viejas no tienen que venir en la Constitución de la CDMX porque el pasado no necesariamente fue mejor y lo que olvidan los legisladores es que los buenos deseos se tienen que financiar de algún modo.

La Ciudad de México no está para experimentos económicos, se debe de dar certidumbre a la libertad económica porque nos guste o no, ha demostrado en el mundo ser la mejor herramienta para la creación de riqueza y no se debe confundir lo social, con dar prebendas a grupos que solamente son usados en tiempos electorales. El mundo ha ido cambiando hacia el paradigma de la apertura económica y la CDMX no deberá ser la excepción, los legisladores deben comprender que el no garantizar la propiedad privada puede generar que muchas empresas migren fuera de la ciudad.
*Economista e investigador asociado de la FUNDEF

www.fundef.org.mx

jorge.sanchez@itam.mx

Twitter: @jorgeteilus