imagotipo

Paradigma económico

  • Jorge Sánchez Tello

Incertidumbre y Peso

Existe incertidumbre sobre lo que va a pasar en los próximos meses con el peso mexicano. La depreciación acumulada del peso ha sido muy pronunciada desde finales del 2014. La cotización del dólar alcanzo un máximo de 19.40 el 11 de febrero de 2016. A pesar de que el petróleo ha recuperado un poco su precio el peso se sigue cotizando por arriba de los 18 pesos por dólar. ¿Qué está ocurriendo? ¿Por qué hay esta incertidumbre?

Es importante analizar por qué se deprecia el peso porque esta pérdida en el valor del peso puede tener consecuencias no favorables sobre las expectativas de desempeño de la economía.

En el segundo semestre de 2014 inicia la caída de los precios del petróleo, llegando a un primer mínimo en enero de 2015. Por su parte, el peso tiene una depreciación moderada en este periodo de tiempo. Sin embargo, cuando el precio del petróleo se recupera un poco en la primera mitad del 2015, el peso se deprecia fuertemente y sigue con esa tendencia hasta el 2016.

Por otra parte, el índice de precios y cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores se ha mantenido fluctuando en un rango. Desde finales del 2014 que inició el movimiento en el tipo de cambio, la Bolsa Mexicana de Valores se mantuvo sin cambio de tendencia.

Puede existir alguna relación en determinados días cuando cambia el precio del petróleo, pero al analizar la tendencia a largo plazo se ve claramente que no hay causalidad y que el peso está cambiando de valor por otras circunstancias.

Por otra parte, el riesgo país es un índice que intenta medir la percepción de riesgo que tienen los inversionistas respecto de un país. En el periodo en que se ha depreciado el peso desde el 2014 se observa un incremento en el Riesgo País. Se aprecia una relación que puede ser causal, lo que implica que los inversionistas pudieron haber detectado alguna variable económica del país que les causa preocupación.

¿Qué variable interna han detectado los inversionistas que ha metido ruido al tipo de cambio? La deuda externa.

El sector público y privado revelan una exposición importante al tipo de cambio. La Deuda Externa hasta junio de 2015 era el 14.2 por ciento del PIB, el sector bancario no privado el 8 por ciento. El Financiamiento Externo al Sector Privado se ha incrementado en 66 por ciento desde diciembre de 2012, el monto Financiamiento Externo al Sector Público se ha incrementado el 40 por ciento desde diciembre del 2012 hasta junio del 2015.

Esto implica que el sector público se ha endeudado de forma muy considerable con recursos del exterior. La deuda externa sector bancario no es relevante en monto y por lo tanto no representa ningún riesgo para este sector.

El problema de la deuda en moneda extranjera es que el ingreso del Gobierno es fundamentalmente en pesos.

El sector público es el que ha contribuido con la mayor parte de la deuda externa y es necesario que se dé una señal más clara de que existe un compromiso para no seguir aumentando el endeudamiento.

El sector bancario no tiene una exposición riesgosa de deuda externa a diferencia de otros sectores. Es una buena señal de que tenemos un sistema financiero fuerte y que da estabilidad a nuestra economía pero es necesario reforzar el mensaje de que se está haciendo lo posible por mejorar la percepción sobre las finanzas públicas.

Se espera que la volatilidad en el peso va a continuar porque además vienen noticias internacionales que pueden afectar el valor de nuestra moneda como la evolución de la candidatura de Trump, la votación en Inglaterra sobre la zona Euro, Brasil, Venezuela, entre otras.

*Economista e investigador asociado de la FUNDEF

www.fundef.org.mx

jorge.sanchez@itam.mx

Twitter: @jorgeteilus