imagotipo

Paradigma Económico

  • Jorge Sánchez Tello

  • Jorge Sánchez Tello
  • Economía y Trump

 

La llegada al poder de Trump está generando incertidumbre en muchos aspectos económicos para México, en especial lo relacionado al TLC.

Sin embargo, desde un punto técnico el plan fiscal de Trump puede beneficiar a México, el plan de estímulo fiscal puede aportar un repunte de crecimiento a la economía estadunidense, que redundará positivamente en México, recordemos que nuestra economía muy ligada a la de Estados Unidos, si les va bien a ellos le va bien a la nuestra.

Este plan fiscal y reducción de gasto público deberá hacer a un lado el proteccionismo que promete Trump, porque de nada servirá el estímulo fiscal para su país si lo daña comercialmente.

Pero la economía de México no dependerá solamente de lo que haga Estados Unidos, tenemos importantes desafíos en diferentes temas y que será fundamental atender, ante el complejo escenario que se nos presenta.

Es necesario tener una postura firme en defensa del Tratado de Libre Comercio, porque para México ha tenido bastante éxito junto con Canadá y Estados Unidos.

DEUDA PÚBLICA.- La deuda pública en México ha crecido a niveles importantes, se estima que para el cierre del 2016 nos vamos a ubicar en 50.6 por ciento del PIB aproximadamente y si bien, no representa todavía una crisis. De seguir la tendencia actual estaremos llegando en los próximos años a niveles del 60 por ciento del PIB y de llegar a este nivel, se pone en riesgo la estabilidad macroeconómica del país.

AHORRO.- El ahorro en México está financiando el endeudamiento del sector público. La tendencia al alza del ahorro en México, demuestra que pese a las complicadas circunstancias internacionales, ha tenido un aumento continuo y mayor al del crédito al sector privado y en promedio desde 2006 a la fecha, ha sido del 8 por ciento.

Se deben tener políticas públicas que impulsen el Ahorro Interno y no el Externo, sería un error asumir que el crecimiento del Ahorro Externo continuará a los ritmos recientes, debido a la volatilidad que puede tener, por lo que es riesgoso que el dinero del extranjero siga financiando al sector público.

INFLACIÓN.- Es importante reconocer la estabilidad en precios, nos permite tener una inflación alrededor del 3 por ciento. Sin embargo, el Índice de Precios al Productor se encuentra en niveles del 7 por ciento y seguramente se trasladará ese impacto a los precios que pagamos los consumidores, así que se tendrá que tener cuidado con un repunte inflacionario a raíz de la importante depreciación que ha tenido el peso frente al dólar. Además, es importante no impulsar políticas públicas que puedan distorsionar los precios frente a la volatilidad internacional que se ha dado durante el año.

PENSIONES.- La crisis en las pensiones públicas está presente, se necesita impulsar un cambio importante en el régimen de pensiones en los Estados, municipios y universidades públicas, que permita dar certidumbre a sus trabajadores y reformar como en su momento se hizo con los otros sistemas.

CORRUPCIÓN.- La corrupción que se da en el sector público y privado ha alcanzado importantes niveles de incertidumbre y es necesario para la economía, tener un Estado de Derecho que permita aplicar la ley. Si queremos que las reformas realizadas en esta administración vayan hacia las siguientes generaciones, es necesario meter el acelerador en este tema para tener un Fiscal que sea autónomo e imparcial y que permita la construcción de un Sistema Anticorrupción, que vaya a la altura de lo que
necesitamos.

Por lo tanto, no es solo lo que acontece en Estados Unidos con Trump lo que afectará para bien o para mal nuestra economía, tenemos que construir nuestra propia fortaleza.

*Economista e investigador asociado de la FUNDEF

www.fundef.org.mx

jorge.sanchez@itam.mx

Twitter: @jorgeteilus