imagotipo

Paradigma Económico

  • Jorge Sánchez Tello

  • México no está en crisis, pero…
  • Jorge Sánchez Tello

Últimamente se lee en las redes sociales, en charlas y en medios, que México está atravesando una crisis. No es cierto, si bien hay que reconocer que tenemos un país con importantes rezagos, México ha avanzado en varios aspectos.

México sigue teniendo factores que lo hacen un gran atractivo para la inversión, el tamaño de su población, su posición geográfica y en referencia a la renegocación del TLC hay que pensar que será difícil se rompan las cadenas de producción entre México, EU y Canadá.

No debemos de tener una visión catastrofista sobre nuestro país, se ha avanzado mucho.

Si bien, la inflación en este 2017 pinta a estar alrededor del por ciento, no se compara con las inflaciones que tuvimos en el pasado de más del 100 ciento. Claro, es una señal de alerta pero se debe manejar de forma prudente la política monetaria y no subir por subir las tasas de interés porque terminará por castigar al consumo interno. Y es un factor importante tratar de que la inflación regrese al margen del tres por ciento, más o menos un punto como lo estipula el mandato del Banco de México.

Las reformas estructurales han sido un camino importante para dar ese salto hacia la modernidad del país, si bien son cambios que se debieron hacer hace más de 20 años, son reformas que en los próximos años se verán los beneficios para el país.

Lo que puede frenar al país es la incertidumbre, la falta de confianza y hay muchas personas y grupos políticos que quieren ver al país derrotado e incluso con una gran crisis como las que ocurrían en los ochentas y noventas para poder seguir manteniendo sus beneficios corporativistas.

México ha cambiado y se necesita una batalla frontal contra la corrupción y se necesita la construcción de un verdadero Estado de Derecho que le permita fortalecer una economía de mercado.

Para los que promueven el golpeteo y desprestigio a nuestras instituciones, quieren desilusionarnos de que tenemos un país sin futuro para poder llegar al poder y regresarnos a un pasado que no tuvo nada de glorioso. Al contrario, México ha tratado de cambiar en los últimos 20 años por los errores que se cometieron en los últimos 80.

Es necesario defender además la estabilidad financiera y fiscal para evitar una crisis en un futuro, es importante porque la estabilidad económica permite la expansión del crédito que es a su vez uno de los ejes fundamentales para cualquier economía.

Sin embargo, a pesar de que se habla mucho sobre cómo fortalecer la economía interna, durante muchos años se ha frenado la creatividad que tenemos en México para poder abrir negocios y empresas. Que nos quede claro, la creación de empleos se da gracias a la iniciativa privada y los gobiernos deben crear las condiciones necesarias para evitar su obstáculo.

Es importante crear los incentivos fiscales para la creación y mantenimiento de las empresas, es la única forma de crear más empleos.

El riesgo de que nuestro país regrese al populismo es latente, el discurso de desaliento y de que nuestro país está destinado al fracaso ha permeado a muchos sectores de la población y en buena medida este desaliento se debe a que el Gobierno no ha sabido ejercer con eficacia una buena comunicación y sobre todo porque no ha sabido castigar la corrupción.

Ahí vienen los populistas y el riesgo de perder lo que se ha ganado en 20 años es latente, pero estamos a tiempo de que la gente entre en razón y vea con mejor perspectiva el futuro que tenemos como nación, hay que mirar al futuro de forma más positiva porque nuestro destino solo depende de nosotros.
*Economista e investigador asociado de la FUNDEF

@jorgeteilus

www.fundef.org.mx

jorge.sanchez@itam.mx