imagotipo

Pasos de Diamantina | Lorena Avelar

  • Pasos de Diamantina: Lorena Avelar

El cafecito de aquí estoy, otra vez, bebo un intenso café que sabe amargo igual quizá más dulce que ayer. En la vitrina se exhiben pastelillos de formas y sabores exquisitos y en el periódico, las noticias son diferentes cada día, pero en mi vida, nadaparece cambiar.

El cafecito es el lugar ideal para ver pasar la vida y el tiempo, los autos pasan con su velocidad habitual y excesiva, tal parece que se quieren llevar los recuerdos, pero la verdad no es bueno olvidar todo, ya que eso sería correr el riesgo de desilusionarme de toda mi existencia

El cafecito soporta el dolor y me ayuda a mantener la esperanza de este presente y, el futuro que se espera, lo que llena el vacío de los días tristes y las alegrías de estos días soleados a pesar de que el otoño ya ha llegado, momentos de plenitud que no quiero estancar, los dejo fluir como este líquido delicioso que invade mi garganta y mi cuerpo.

El cafecito me sonríe y ayuda a levantar mi esmero, si me fuera en este momento, el recuerdo de esta calle se tatuaría en mi espíritu y no quedaría ni un rastro de mi presencia en ningún otro lugar del mundo.

Creo firmemente que el cafecito es uno de mis mejores momentos, donde degusto del azulado cielo, el placer y aroma de un tostado excelente y tiramisú que se alterna con Pasos de diamantina en mi andar rutinario y sereno.

/arm