imagotipo

Pensar y actuar diferente

  • Leer la clave del poder: Andrea Balanzario Gutiérrez

Una crisis invita a pensarla como una extraordinaria oportunidad de crecimiento, sin embargo, pasa el tiempo y no veo reacciones, si no positivas, cuando menos valientes ante la grosería de un personaje que no merece ni mencionar aquí su nombre.

La abuela hawaiana, Teresa Shook se sintió devastada por el resultado de las elecciones gringas. Esa misma noche, esta abogada retirada abrió una página de Facebook para invitar a mujeres y varones a protestar en Washington, a la mañana siguiente tenía 10 mil respuestas positivas. Este pasado fin de semana, más de cuatro millones de personas organizaron marchas en siete países, sesenta ciudades. Muchas personas jóvenes, incluso niñas, niños y bebés, unidos en forma respetuosa exigen de esta nueva presidencia una variedad, amplia, de derechos civiles básicos, no solo evitar discursos presidenciales llenos de descalificaciones hacia la mujer, sino un ideario completo: desigualdad de la población, específicamente, relacionado con los ingresos, oportunidades de preparación y otra agenda, incluidos el cambio climático, los derechos de personas “diferentes”, léase orientación sexual, fenotipos diversos, racismo, derecho a la salud, brutalidad policiaca y un tema soslayado en México: el maldito y absurdo muro entre dos países. ¿Cuándo nos organizaremos? ¿Cuándo aprenderemos a trabajar en equipo, sin protagonismos desgastantes e inútiles? ¿Cuántas más descalificaciones recibirá mi país sin una declaración oficial? ¿Cuándo… habrá respuestas para tanta demanda de respeto para México y su población? ¿Más claro? Las respuestas vendrán de la población, no de quien fue asignado para hacer respetar una gran nación. Mira, hoy te recomiendo ocho lecturas…mientras emerge una líder, un líder, cuyo compromiso fundamental, sea con México.