imagotipo

¿Pero es que alguna vez hubo 11 mil vírgenes? / Juego de Palabras / Gilberto D’ Estrabau

  • Gilberto Destrabau

Este Agustín Carstens es más vivo que un dolor de muelas.

Vio que los ingresos del país mermaban vertiginosamente con la caída en los precios del petróleo, que los Estados Unidos no destetan su economía de las tasas cero, que la burbuja china se desinfla, que a la Europa endeudada y desempleada le acaban de poner otra zancadilla los refugiados y que, en general, nuevos y mayores ingresos de dinero orgánico para el país tiene inseguridades elocuentes, y decidió hacer lo debía haber sido obvio desde el principio: poner una nueva fábrica de billetes. Y como la producción de ésta tardará un poco en llegar a la gente, acuñó varios cientos de toneladas de monedas de 20 pesos, las cuales, como no tienen ningún contenido de plata, no serán acaparadas por los especuladores, y serán inmunes a la ley de Gresham.

Será dinero inorgánico, sí, pero ya no será “dinero de Legaria“ – como se le llamó despectivamente varias veces en el pasado – porque estará en El Salto, Jalisco. (Lo cual, hay que reconocerlo, es una inteligente medida para evitar los asaltos a bancos y cajeros automáticos. Ahora que el crimen organizado ha perfeccionado sus técnicas para el robo de oro en las minas – y así no tiene que perder el tiempo abriendo cajas fuertes buscando centenarios – asaltarán los envíos de billetes, o la propia fábrica, y dispondrán de ellos sin necesidad de arrebatárselos a los banqueros).

He escuchado decir por ahí – y estoy totalmente de acuerdo con la paremia – que “donde hay güeras no hay hambre”.

Seguramente el color de sus cabellos atrae al precioso metal, y con este, todas las necesidades metabólicas son satisfechas.

Para celebrar al doctor Carstens y sus estupendas ideas, y mientras se estampa una moneda en su honor, propongo que nos olvidemos de las rubias, y digamos que “donde hay gordos no hay hambre” lo cual es ligeramente perogrullesco, pero no por eso menos cierto.
¿ Pero es que hubo alguna vez 11 mil vírgenes ?

La anterior cabeza de descanso copia el título de una deliciosa novela de Enrique Jardiel Poncela, y se me vino a la mente cuando de modo involuntario me pregunté ¿Pero es que en México en realidad hay una crisis?

Cuesta creerlo. Para tomar nada más esta semana como ejemplo, a principios de ella el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral anunció que se construirá un nuevo palacete con costo de mil 100 millones de pesos; el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, declaró que reinventará el sistema circulatorio energético del país con una red de cinco mil kilómetros de ductos, a un costo de 10 mil millones de dólares, y ahora el doctor Carstens anuncia su nueva fábrica de billetes, presupuestada en tres mil millones de pesos.

Por otra parte, una nueva automotriz, la coreana Kia Motors, ha llegado a producir al país, con una inversión de dos mil 500 millones de dólares; el banco más grande del mundo, el ICBC – Banco Industrial y Comercial de China – iniciará operaciones aquí en 2016 y Hacienda anuncia la colocación de 17 mil millones de pesos a tasa fija en 10 años.
¿ Pero es que hubo alguna vez 11 mil crisis ?
Buenos días. Buena suerte.
juegodepalabras1@yahoo.com/ Sitio Web: juegodepalabras.mx