imagotipo

Pinceladas del corazón / La Cuadratura del Circulo / Enrique Pardo Genis

  • Cuadratura: Enrique pardo Genis

  • Niños de escasos recursos tendrán la oportunidad de convertirse en pintores

Hace un par de semanas viajé a una comunidad en Querétaro, distinguida por su alto nivel de precariedad y su bajo perfil de calidad de vida. El lugar se llama San Idelfonso, y se encuentra en el municipio Amealco de Bonfil. Ahí conocí a Dylan, quien todas las mañanas se levanta muy temprano, se desayuna y corre a casa de su tía por insulina, pues Dylan a sus nueve años tiene diabetes.

“Precisamente hace un año, en estos meses empezó a tener mucha sed, pues sí, demasiada sed… tomaba mucha agua… comía mucho y decía que no se llenaba”. Me contó su mamá.

Dylan, sus cuatro hermanos y su mamá viven en una pequeña casa de cuatro metros por dos aproximadamente. “Yo en mi trabajo a veces no me alcanza, pero he visto, cuando he podido y cuando he dado esa posibilidad de darle su dieta, esa me ha ayudado a que mi hijo salga adelante”, agregó la mamá de Dylan.

Y aunque la historia de este pequeño es particular, no es muy distinta a la de otros niños de su misma comunidad. Por eso, una asociación pretende marcar una
diferencia.

“Lo que se nos ocurre a la Asociación Vida, Amor y Familia es de esos niños sacar a unos artistas y que se pongan a pintar… quien te dice que el día de mañana estos niños son unos excelentes pintores… tienen ese don ¿no?”. Así lo confesó Roberto Hevia, de la Asociación Vida, Amor y Familia

La asociación les da el espacio, los pinceles y a los maestros que observarán sus trazos y buscarán el talento.

“Mira no tengo una guía preparada… la verdad me encanta y no traigo un guión, ningún speech ni nada… a mí me gusta que ellos empiecen a disfrutar el arte, y de ahí se empieza… confesó el pintor Sergio Padilla, cuando le pregunte sus motivos. “Uno no sabe que pueden hacer en esta vida, pero necesitan opciones y el podérselas brindar para mi es una fascinación… porque además, los niños tienen una magia que los adultos vamos perdiendo”. Así lo considera el pintor Gerardo Tapia, otro de los invitados a participar en el proyecto.

Al final, las obras serán subastadas ante empresarios. Si ellos pagan 500 pesos por el dibujo de uno de los pequeños, los pequeños se llevan 500 pesos.

“La asociación no se queda con nada… lo que tenemos que hacer es el arranque… les damos todo el material ahorita ¿no?, para que puedan hacer 50 dibujos cada uno. Aquí en San Idelfonso, cabecera de Amealco, hay una pobreza muy extrema… mucho muy extrema”,  agregó Roberto Hevia. “Cuando tienes el don, solito abre lo caminos. Entonces que le pongan muchas ganas, es lo único que pido. Que si no les sale a la primera, lo intenten a la segunda, a la tercera, hasta que les salga. Eso es lo único que yo pido. Que tengan mucha paciencia, porque el arte a veces es muy difícil de que concrete a la primera. Tiene que ir de poquito en poquito. Te tienes que empapar de colores, mancharte, disfrutar… el arte es para disfrutarlo”, confesó el pintor Sergio Padilla.

Hablar con todos y cada uno de los involucrados en el proyecto fue una experiencia muy grata. Considero que la iniciativa es buenísima: “buscar talento y ayudar a los pequeños, como Dylan, ante las escasas oportunidades”. Y antes de proyectar posibles escenarios, me gustaría que usted, yo y toda la sociedad le diéramos al proyecto el beneficio de la duda, pues pone una pequeña piedra en la construcción de un México distinto, ante otro que ya se está cayendo a pedazos. Solo espero que la inercia del derrumbe no colapse las intenciones de quien quiere un verdadero cambio. Porque el cambio no depende de gobiernos, sino de la sociedad, de nosotros… de usted… de mí. En la medida que se geste el cambio en nosotros, nuestros gobiernos serán otros también y México podrá cambiar.
Viva la vida y sea feliz.

Correo: kikenis@yahoo.fr

Twitter: @EnriqueParGen