imagotipo

Plantas medicinales para prevenir accidentes cerebrovasculares

Juan Nieto Rivera

El accidente cerebrovascular (ACV) puede controlarse o curarse en una etapa “temprana” si se tiene la cultura de la prevención. Esta lesión incapacita al paciente de por vida; se origina cuando se obstruye alguna arteria y no llega la sangre al cerebro, donde se encuentran millones de células nerviosas, se interrumpe también el suministro de oxígeno; esto se llama isquemia. El tiempo es factor importante, si el cerebro es privado de sangre y oxígeno más grave será el daño
cerebral.

El ACV puede tener daños de leves a graves, transitorios o permanentes; los que sufren daños leves se restablecen pronto y los que tienen graves nunca
se recuperan.
¿EL ACV SE PUEDE CURAR Y CONTROLAR?

La Organización Mundial de la Salud afirma que la mayoría de los ACVs se originan por un coágulo sanguíneo u obstrucción de una arteria que suministra  al cerebro, otro daño es por vasos sanguíneos “rotos” o dañados, a este ataque cerebral se le llama daño hemorrágico. El médico recomienda dejar el tabaco y vigilar la presión arterial; el nutriólogo tendrá que dar una dieta estricta donde eliminará las grasas, alimentos fritos, control de carbohidratos, sal, bebidas alcohólicas y control de proteínas animales. El ejercicio moderados es vital, evitar la
obesidad y la diabetes.

EL COLESTEROL Y LAS ENFERMEDADES CARDIACAS

Se aumenta el riesgo  de ACVs con daños en las arterias carótidas, que llevan sangre al cerebro. El cardiólogo deberá estar pendiente para ver si no hay un “soplo” y realizar un electrocardiograma y controlar el colesterol; si es muy alto aumenta el riesgo de desarrollar daños cardiovasculares y el ACV.
SÍNTOMAS EN PACIENTES CON ACV

Cuando el paciente presenta vértigo, dificultad para hablar, piernas y brazos entumecidos (con calambres), dolor de cabeza intenso o habitual; la cara como adormecida, rojiza; dificultad para caminar, a veces tembloroso, pérdida súbita de la visión (o ver borroso), náuseas
entonces el médico debe actuar pronto, pues el paciente puede estar sufriendo un “infarto cerebral”, puede ser ocasionado porque un coágulo circula por el cerebro; lo peor vendrá si hay una ruptura de un vaso sanguíneo. La cultura de la prevención es muy importante; los daños a la actividad motora, la capacidad del habla, la visión, la actividad mental, problemas del habla son muy frecuentes en estos casos.

Es vital actuar con urgencia, cada minuto cuenta; un coágulo puede extraerse y liberar las arterias, salvando las neuronas. Hay medicamentos que se suministrarán de forma intravenosa para disolver el cóagulo; también existe otro tratamiento, utilizando un catéter para desbloquear las arterias.  Sin embargo, estimado lector, lectora, ¿no sería mejor tener en cuenta la cultura de la prevención? Controlar el colesterol, la presión arterial, ejercitarse y tener buenos hábitos alimenticios. Consuma frutas, cereales, verduras y evite los alimentos fritos o muy
condimentados.
¿QUÉ PLANTAS MEDICINALES HAY PARA EL ACV?

El jengibre, ajo y el gingko lo recomendaban ya los médicos ayurvédicos tradicionales de la India; ya que reducen la presión  arterial y el colesterol, previene la formación de coágulos sanguíneos responsables de los infartos. En Canadá y aquí en México, existe aunque un poco difícil de conseguir- el refresgo de ginger ale, hecho a base de jengibre. Pruebe también con el jengibre en polvo, mezclado con agua hirviendo, tomarlo en infusión, tomarlo tres veces al día. El gingko viene del árbol más antiguo del mundo; los chinos lo recomendaban para el corazón y el cerebro, así como para la longevidad. El gingko aumenta el flujo sanguíneo al cerebro, limpia las arterias y mejora la memoria; también lo utilizaban en casos de impotencia sexual masculina. El gingseng estimula el sistema inmunológico y activa la circulación, baja el colesterol.

El consumo de pescado de agua dulce, el salmón y atún, son buenos por los omegas; pero lo más importante es checar su presión arterial y llevar la revisión frecuente con su cardiólogo.
Reitero, la prevención es importante. ¿O usted qué opina,
estimado lector y lectora?

Bueno, el espacio se terminó, como siempre, El Sol de México
y su servidor agradecemos su preferencia, mil gracias
y Dios los bendiga. Hasta la próxima.

Información, dudas, comentarios: lasabiduriadelbuho12@gmail.com  tel. 5529 7195