imagotipo

Poder Nacional

  • Javier Oliva Posada

  • Javier Oliva
  • Defensa, Seguridad e Inteligencia para 2017

Las variables para esos sustanciales y complejos conceptos-temas tendrán una recíproca influencia entre los escenarios nacionales e internacionales. Por una parte, no hay duda, de que la llegada de la nueva administración en la Casa Blanca, marcada por una notable impericia e inexperiencia política, así como el agravamiento de los atentados terroristas en Europa, teniendo Berlín como su más reciente expresión, influirán las perspectivas de colaboración, cooperación y diseño de acciones.

Mientras tanto para México, teniendo de fondo las investigaciones sobre las causas de la tragedia del mercado pirotécnico de San Pablito, las potenciales expresiones de la delincuencia organizada y común, sumadas a la inacción de las autoridades locales, así como la deplorable insensibilidad de los legisladores federales. Estas condiciones llevaron a que el general secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, y pocos días antes, el almirante secretario de Marina Armada de México, Francisco Vidal Soberón Sánz, pidieran y argumentaran la impostergable necesidad de ajustar leyes y crear compromisos para la reconstitución de las corporaciones municipales y estatales, en primera instancia.

Las tendencias a asimilar al crimen organizado, dada sus capacidades corruptoras y de desestabilización, como un subproducto del terrorismo, se verán impulsadas en los siguientes meses. Hacia los últimos días de febrero o inicio de marzo se realizará el tradicional y muy relevante foro de la Conferencia de Seguridad en Múnich. Este evento, que se realiza desde 1963, es una reunión que indica cuáles y por qué serán los temas de la Organización del Tratado Atlántico Norte, en función de expresiones coyunturales. Por descontado, el terrorismo será de nuevo el asunto número uno de la agenda, pero con el agravante respecto de los nuevos y mayores controles a la migración procedente de varios países sacudidos por largos conflictos bélicos y desastres ambientales.

Mientras tanto, en Latinoamérica y México, el crimen organizado sigue siendo la principal preocupación, solo que ahora con la nota negativa de su resistencia, persistencia y diversificación. Ya sea en Argentina, Perú, El Salvador o en nuestro país, pareciera que los avances además de escasos, pronto se ven superados por otras violencias como son las de género, ambientales, vecinales, familiares, entre otras; las perspectivas permiten apuntar a que la corrección, es decir, privilegiar la amenaza punitiva y el despliegue de fuerza física, han tocado a su fin. Es el momento de aplicar medidas que se enfoquen a la distribución clara (y sancionable) de responsabilidades.

Para la relación, siempre compleja y difícil entre México y Estados Unidos, se avecinan meses complejos, marcados, por un lado, desde nuestro vecino del norte, la radicalización en cuanto a percibir a la migración ilegal como una fuente inagotable de problemas, que incluso llegan a afectar su Seguridad Nacional; por el otro, de nuestra parte, una sistemática propensión a improvisar medidas y por lo tanto, respuestas, que en muy poco han abonado a garantizar la proyección de los intereses de México. En este contexto y perspectivas, los escenarios reclaman precisión, conocimiento y coordinación nacionales e internacionales. Siempre hay oportunidades.

Espero que usted, su familia, amigos, compañeros y vecinos, tengan unas apacibles fiestas de fin de año. Feliz Nochebuena y Navidad.

javierolivaposada@gmail.com