imagotipo

Poder Nacional

  • Javier Oliva Posada

  • Javier Oliva Posada
  • En 2017: Guerra contra Rusia

Londres. Este sugerente y provocador título, es el de un libro que acaba de aparecer en las mesas de novedades en las principales librerías de Londres. La cuestión es que no se trata de una novela o una ficción escrita por algún aficionado a los temas de prospectiva, estrategia militar o geopolítica. El autor es ni más ni menos, que el General (retirado) Sir Richard Shirreff. Su último encargo fue el de Vicecomandante Supremo Aliado en Europa, luego de haber desempeñado altos cargos de operación en Kosovo e Irak, al frente del Cuerpo Aliado de Reacción Rápida.

Es decir, que el autor del libro 2017 Warwith Russia (editorial Coronet), conoce el tema a profundidad y a lo largo de su detallado trabajo como investigador, aporta una serie de elementos y reflexiones, que procuran señalar cuáles y porqué vienen siendo las fallas de la estrategia hasta ahora desplegada tanto por la Organización del Tratado Atlántico Norte, como por la Unión Europea, los Estados Unidos y el Reino Unido. Varias son las críticas que se le han hecho, a propósito de que un militar de su rango, escriba con tan señalada amplitud sobre un asunto tan sensible, pero como él mismo explica en el prólogo, el motivo de hacerlo radica en la convicción de que de no tomarse medidas efectivas para contener a Rusia, lejos de crear una ambiente de cooperación, las tensiones irán en aumento.

Es decir, aunque parece una contradicción, su libro lo que pretende es llamar la atención, para tratar de encontrar puertas y condiciones para la creación de procesos de diálogo y negociación con Rusia, pero basado en la creación de una estrategia que ponga en claro los límites a las presiones ejercidas por Moscú sobre sus antiguos aliados y posesiones territoriales. De hecho, el escenario de la hipotética guerra en 2017, se genera por una audaz y rápida ocupación de los países bálticos por parte de Moscú. Como sabemos, a lo largo de la historia, Lituania, Letonia y Estonia, una y varias veces, han formado parte de Rusia o de la Unión Soviética y otras tantas se han independizado. El enclave de Kaliningrado, es una profunda huella de tan complejos procesos geopolíticos.

Una de las más importantes lecciones que el Gral. Shirreff aporta, es que la inversión durante tantos años en tecnología para misiles por parte de los aliados de la OTAN, siguiendo la vieja escuela de la disuasión nuclear, sirvieron de muy poco para detener el avance de armamento convencional y de cientos de miles de soldados rusos bien entrenados y equipados. Así, con tanques, artillería, desplazamientos repentinos y unas serie de medidas sanitarias y de abastecimiento, le permiten a la hipotética invasión rusa, no sólo tomar por sorpresa a la OTAN, sino incluso, generar la confusión entre los mandos civiles y militares sobre cómo reaccionar ante el avance. Ni la diplomacia convencional, ni las armas nucleares, lograron contener ni mucho menos, detener la oleada de las tropas y armamento rusos en la toma de los países bálticos.

La segunda e inquietante lección que deja, es que la catástrofe de la derrota ante Rusia por parte de los aliados, se resume a la continuidad en no entendimiento entre el poder civil y el poder militar en los integrantes de la OTAN. Sobre todo, sostiene el Gral. Shirreff, en lo que hace a la disposición de los recursos presupuestales y condiciones legales para darles a los soldados y a las Fuerzas Armadas como institución, la certeza del pleno respaldo a sus acciones para garantizar la integridad territorial, marítima y aérea, pero sobre todo, la posibilidad de mantener la integridad de la población civil en cualquier escenario bélico.

javierolivaposada@gmail.com