imagotipo

Populismo, drogas y una ONU que envejece / Gilberto D’Estrabau

  • Gilberto Destrabau

El lunes 28 la ONU cumplió 70 años de facto (no de jure pues fue fundada el 24 de octubre de 1945) y los jefes de Estado y Gobierno de los 193 países miembros – que no son todos: la FIFA tiene 209, 12 más afiliados que ella – se reunieron en la sede de Nueva York a denunciar problemas, agravios y amenazas. Es una pena. Ojalá hubieran tenido motivos para reunirse a celebrar los avances de la humanidad unida tras la tragedia de la Segunda Guerra Mundial, los triunfos de la paz y de la fraternidad entre los pueblos, la inexistencia del tremendo abismo que separa los pasmosos logros de los valores tecnológicos de los humanísticos.

El cónclave, sin embargo, puede ser útil si se atienden las propuestas de las voces más sensatas que se escucharon desde el podio, entre ellas la del presidente mexicano Enrique Peña Nieto. Si no, la deprimente conclusión será que, mientras la ONU envejece y pierde eficacia – si es que alguna vez la tuvo – amenazas como el populismo en la política, y las drogas en lo socioeconómico, tendrán cada vez más fuerza en nuestro entorno.

Como siempre que analiza la actualidad, tanto en México como en el exterior, el presidente Peña sugirió soluciones viables para los conflictos de que se ocupó.
Populismos de derecha y de izquierda: tan malo el pinto como el colorado

Para los neumáticos engreídos y vanidosos que presumen de que el presidente se refiere a ellos personalmente, cada vez que advierte de los peligros que entrañan para México la demagogia y el populismo, esta misma advertencia la hizo Peña Nieto, pero para todos las naciones, desde el foro más alto y respetado de la humanidad. Dijo Peña:

– Las sociedades deben estar alertas frente a quienes se aprovechan de sus miedos y preocupaciones, y siembran odio y rencor con el único fin de cumplir agendas políticas y satisfacer ambiciones personales.

– Los populismos de izquierda y de derecha son riesgosos por igual. En el siglo XX se vivieron y padecieron las consecuencias de personas que, carentes de responsabilidad y sentido ético, optaron por dividir a sus poblaciones.
Escasos, por no decir nulos

“La humanidad debe replantear su visión sobre el problema mundial de las drogas” advirtió Peña, ante los escasos resultados obtenidos en décadas. México, dijo, considera indispensable una respuesta internacional más eficaz, justa y humana. El próximo año, en la sesión extraordinaria de la Asamblea General de la ONU sobre las drogas, la comunidad internacional debe reflejar su voluntad colectiva de romper con la inercia, desarrollando políticas que pongan en el centro de su atención el bienestar y la dignidad de las personas.
El Consejo de Seguridad: sus notables limitaciones

Peña se lanzó contra los miembros permanentes del Consejo de Seguridad al afirmar que es inaceptable que se llegue a usar el poder del veto con fines exclusivamente nacionales, frenando con ello la acción internacional, y anunció que México acompaña a Francia en su iniciativa para restringir el uso del veto a violaciones graves del derecho internacional y a los derechos humanos, como son los crímenes de guerra, de lesa humanidad, y el genocidio.

Buenos días. Buena suerte.
juegodepalabras1@yahoo.com