imagotipo

¿Por qué dos debates sobre la marihuana? / Agenda Ciudadana / Rebecca Arenas

  • Rebecca Arenas

Con la instalación esta semana, del Consejo Técnico para las Alternativas de Regulación de la “Cannabis”, el Senado de la República inició de manera formal al debate sobre la eventual legalización del consumo de la marihuana.

Integrado por reconocidos especialistas, analistas e investigadores, este Consejo Técnico analizará el uso de la marihuana desde todas sus vertientes e implicaciones: desde la perspectiva de salud pública hasta la visión criminalística, el efecto del consumo en los individuos y los efectos sociales que esto puede generar.

A partir de estas deliberaciones el Consejo Técnico del Senado, tendrá la tarea de redactar conjuntamente con las dos Cámaras legislativas, un Informe Final hacia el primer trimestre del próximo año. El propósito han expresado los senadores, es ofrecer un informe sólido, objetivo, científico por sus argumentos probados, pero sobre todo, un informe responsable que genere confianza en las familias mexicanas.

Un par de semanas antes, el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong dio a conocer que la Secretaría a su cargo organizará el Debate Nacional sobre la Marihuana, que se llevará a cabo en cinco regiones del país a partir del próximo enero. En dicho debate, señaló el titular de Segob, participarán reconocidos especialistas en los temas de salud y seguridad, y paralelamente se abrirán portales en la red, para recibir en línea, de manera directa, el punto de vista de la ciudadanía en general.

Como puede advertirse, se trata de dos muy encomiables esfuerzos por resolver el espinoso asunto de la potencial despenalización de la cannabis, desde una perspectiva integral (han dicho los organizadores de ambos debates) que analice desde los riesgos para la salud pública de esta potencial liberación, hasta las lagunas legales y judiciales que hoy dificultan que el consumo recreativo de la marihuana se lleve a cabo en un marco de legalidad. Todo eso está muy bien, mi pregunta es más simple:

¿Por qué o para qué dos debates sobre el mismo tema? ¿Por qué el Poder Legislativo organiza un debate y el Poder Ejecutivo el otro? ¿Y si las conclusiones de cada uno difieren? ¿Cómo esperar que la gente reciba con plena confianza la información resultante de dos procesos de debate, que convocan, prácticamente a los mismos segmentos de la sociedad mexicana?

Ambas instancias, el Senado de la República albergando al Comité Técnico de especialistas y a funcionarios del Gobierno federal en los temas de Salud, Justicia y Derechos Humanos, y la Secretaría de Gobernación, convocando igualmente a especialistas y a organizaciones de la sociedad civil, ambas instituciones, tienen la experiencia, el oficio y los recursos de todo tipo para llevar a cabo un debate de altura sobre la potencial legalización de la marihuana,  derivado de la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre el uso recreativo  de la cannabis, nuestra duda es ¿Por qué no se han puesto de acuerdo, tratándose de un asunto tan serio?
rayarenas@gmail.com