imagotipo

Postura de la OPEP agravó caída del crudo

  • Carlos Siula

Carlos Siula / El Sol de México

Corresponsal

PARÍS, Francia. (OEM-Informex).- El precio del Brent cayó ayer por debajo de los 40 dólares por barril  -su precio más bajo desde febrero de 2009-  como consecuencia del fracaso de la reunión de la OPEP del viernes último y arrastró también las cotizaciones de las principales materias primas.

El Brent, crudo de referencia en Europa, se cotizó en 40.73 dólares al final de la tarde en el International Exchange Futures (ICE) de Londres, 5.27 por ciento menos que al cierre de la sesión anterior. El West Texas Intermediate (WTI), a su vez, terminó en neta baja en Nueva York, donde perdió 5.80 por ciento para cerrar a 37.65 dólares por barril.

El derrumbe generalizado de precios traduce el fastidio del mercado por el resultado de la conferencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). En su reunión del viernes pasado los ministros fueron incapaces de llegar a un acuerdo para reducir sus niveles de producción a pesar del excedente de oferta que presenta el mercado. La situación, según los especialistas, tenderá a empeorar a medida que comience a llegar al mercado el petróleo de Irán. El regreso iraní, cuando termine el levantamiento de sanciones, podría agregar un millón de barriles diario al mercado.

Esa decisión significa, en la práctica, que la cuota oficial de extracción de 12 productores (todos menos Indonesia, que acaba de regresar a la organización tras seis años de ausencia) se mantendrá en 30 millones de barriles diarios (mbd).

Los expertos comprendieron que esa falta de acuerdo prolongará la situación de facto que prevalece entre los miembros de la OPEP: desde hace años nadie respeta los topes de producción y cada uno actúa conforme a su conveniencia.

En la realidad, según datos de la propia OPEP, la producción durante el mes de septiembre pasado fue de 31,57 millones de mbd, cifra que contribuyó a saturar el mercado, lo que mecánicamente profundizó el descenso de precios.

Los actores del mercado también observaron con preocupación la imagen de división que proyectó la OPEP, lo cual crea un factor de inestabilidad que puede incitar a los inversores a actuar con extrema prudencia.

Esa situación persistirá durante un buen tiempo porque los ministros fijaron la próxima conferencia recién para el 2 de junio de 2016, aunque no descartaron la posibilidad de volver a reunirse antes de esa fecha si el precio del crudo sigue cayendo.

“En el mercado hay una gran pérdida de confianza. Los actores estiman que los precios permanecerán deprimidos durante largo tiempo”, comentó Oystein Berentsen, director general de Strong Petroleum.

En el mercado ultrasensible del International Exchange Futures (ICE) de Londres, el abrupto repliegue del Brent arrastró los precios de las materias primas de referencia, que se replegaron en promedio en 1 por ciento. El oro se replegó 0,85 por ciento y la plata 1,31 por ciento. El platino y el cobre abandonaron 1,93 por ciento y 1,27 por ciento, respectivamente, mientras que las pérdidas del aluminio alcanzan el 1,98 por ciento. El paladio fue el que más sufrió con un retroceso de 2,28 por ciento.

La onda expansiva alcanzó a las principales empresas del sector de materias primas. Arcelormittal, la mayor compañía siderúrgica del mundo, abandonó 3,63 por ciento, la minera BHP cedió 2,86 por ciento y el negociante de commodities Glencore perdió 2,21 por ciento.