imagotipo

Problemas en la familia

  • Salud: Dr. Jonatan Escobar

Los problemas familiares suelen ser una constante en nuestro país, la mala dinámica familiar puede tener múltiples orígenes, generalmente surge a partir de un padre o jefe de familia alcohólico y agresivo que ejerce violencia contra el resto de los integrantes del núcleo familiar, en otras ocasiones suele ser alguno de los hijos que se ve involucrado en el consumo de drogas que, de la misma manera, suele ser violento y hostil, al tiempo que comete algunos actos ilícitos con la finalidad de conseguir dinero para solventar su necesidad de drogarse.

No faltara en otras familias la madre autoritaria y punitiva que se entromete más allá de los límites saludables en la vida de sus hijos, de tal suerte que entorpece algunos fenómenos saludables y necesarios como el noviazgo y vida de pareja de éstos últimos, la responsabilidad de la mala dinámica familiar puede recaer en uno o múltiples miembros de la familia que hacen del hogar un sitio desagradable y complicado que impide el desarrollo y convivencia armónicas de los integrantes de la familia.

Cuando un hogar por el contrario debe de ser confortante en todo momento al tiempo que debe de ser un sitio que brinde seguridad y tranquilidad en compañía de los seres queridos; invariablemente los más afectados suelen ser los miembros más pequeños del hogar, es decir, los niños, quienes pueden ser expuestos a violencia y conductas hostiles por parte de los adultos miembros del hogar, con lo cual afectara el sano desarrollo psicobiológico de los infantes con importantes secuelas en éstos, ya en la adolescencia y etapa adulta generalmente consisten en la repetición de los patrones de conducta disfuncionales como violencia, alcoholismo y drogadicción, o bien, encontraremos en los infantes problemas severos como depresión, ausentismo escolar e incluso en algunos casos ideación suicida.

Al tratarse el seno familiar y el hogar algo crucial relevante para el bienestar global de los integrantes de una familia al tiempo que se trata de la base de una sociedad siempre en la familia deben de existir estrictas normas de convivencia basadas en la ética y moral, cada miembro desempeña un rol específico que a su vez consta de responsabilidades y obligaciones.

En la era actual es frecuente que ante padres inadaptados y disfuncionales el hijo mayor asuma el rol de jefe del hogar y exista la inversión de papeles, en la cual el hijo ante la ausencia de una figura de autoridad loable asimila dicho papel, ese en el mejor de los casos pues abra otros en los cuales el mayor sea incapaz de hacerlo dado que también se encuentra afectado en uno u otro sentido quedando los miembros más pequeños del hogar desamparados, existiendo la necesidad de ser institucionalizados en un albergue o casa hogar ante la ausencia de una red de apoyo familiar.

El autor de la presente columna a vivenciado el proceso de acogida de niños desamparados lo cual es una de las experiencias más trágicas de las cuales puedo citar, porque si bien el infante esta desamparado este experimenta un dolor y sufrimiento importantes ante el proceso en el cual son separados de sus padres.

Ante cualquier conflicto familiar es indispensable a acudir a cualquiera de los distintos centros de salud mental en la ciudad para solicitar terapia grupal que involucre a la mayor cantidad de miembros de la familia, con la finalidad de mejorar la dinámica familiar y buscar medidas encaminadas a favorecer patrones de convivencia sanos entre los miembros, al tiempo que se detectan focos rojos como lo son un padre alcohólico o un hijo drogadicto y tomar medidas en ese sentido.

Para mayor información quedo a su órdenes al correo bioplutarco01@hotmail.com o al Facebook Jonatan Escobar.