imagotipo

Profesión Escritora

  • Profesión escritora: Andrea Balanzario

  • Andrea Balanzario
  • Graciela Speranza y la tiranía del momento

Crítica y narradora argentina, Graciela Speranza se ha convertido en una interesante analista del presente. Autora de los ensayos Atlas portátil de América Latina y Fuera de campo, acaba de publicar Cronografías (los tres en Anagrama), con el explicativo subtítulo: Arte y ficciones de un tiempo sin tiempo. Los textos incluidos parecen cuestionar la tiranía del presente, es decir, intentan comprender la alteración del tiempo, hoy excesivamente comprimido hasta el instante, sin embargo, el arte insiste —según Speranza— en expandir, reformular o retener el orden temporal alterado por las comunicaciones instantáneas, favorecidas por la tecnología. La ilusión del “reset”, del reinicio temporal sin fin, tiene en Cronografías una serie de propuestas para redefinir, o cuando menos, para intentar una nueva consideración de la instantaneidad de nuestra realidad.

CRONOGRAFÍAS

Si el culto moderno a la velocidad consagró la técnica como adelantada de un promisorio porvenir y alumbró la primera vanguardia, el futurismo, el nuevo siglo parece habernos sumido en un desalentador presentismo, un presente embriagado de presente incapaz de anticipar el mañana. La expansión del consumo, con sus ritmos cada vez más acelerados de producción y obsolescencia, y la revolución digital, con sus redes de conexión instantánea y su frenesí de demandas, han comprimido la experiencia en un tiempo devorador, un tiempo sin tiempo.
NUEVO AMO Y TEMA

No sorprende que la escasez de tiempo esté en el centro de la colonización maquínica de la vida cotidiana en la era digital, y en las crecientes alertas de científicos y pensadores sobre los cataclismos ambientales que el hombre mismo ha desatado y que amenazan su supervivencia en el planeta. Pero el arte y la literatura no se resignan. Quieren salir de la monocronía obligada, desvelarla, transformar el tiempo perdido del consumo disciplinado en experiencia estética del tiempo recuperado. Contra la ficción global del tiempo único y la historia del arte lineal, también los relatos críticos que hoy las convocan quieren recuperar el espesor caleidoscópico del presente y la soberanía de lo anacrónico. “Solo a través del tiempo”, escribió T. S Eliot, “el tiempo se conquista”.
EL PRESENTISMO

Las obras de artistas y escritores del siglo XXI que Graciela Speranza reúne en este ensayo vehemente e iluminador renuevan sus medios y sus formas en cronografías singulares hechas de imágenes, ficciones, objetos y presencias que fabulan el tiempo, lo pliegan, lo expanden, lo desaceleran. Invierten o enloquecen la flecha del tiempo, se liberan de la tiranía de los relojes, tensan la duración del presente o componen constelaciones con restos de otros lugares y otros tiempos. La constelación mayor que las alberga deja que las obras mismas guíen el relato y el pensamiento, y que en las figuras que componen se perciban las luces y la oscuridad de nuestra época. Aspira a que cada una brille con su propia intensidad en una nueva cartografía imaginaria que desconoce otras alturas y fronteras.