imagotipo

Profesión escritora

  • Profesión escritora: Andrea Balanzario

Monika Zgustova y la hija de Stalin

Narradora, periodista y traductora, Monika Zgustova emigró de su natal Checoeslovaquia a Estados Unidos a los 16 años junto a su familia, residió en este país cuatro años, posteriormente vivió en Argentina, París y Barcelona, donde aún vive, escribe y traduce. Introdujo en la América hispanohablante a autores como Bohumil Hrabal, Milan Kundera, Vaclav Havel, Jaroslav Hasek y Jaroslav Seifert.

STALIN ES EL SER MÁS CRUEL

Que jamás hayamos podido imaginar, afirma Zgustova. La vida de Svetlana Stalin fue un drama inimaginable, pero la hizo valiente. Vio cómo su madre se suicidó, sus hermanos murieron ante la indiferencia de su famoso padre. Su primer novio fue deportado a un gulag por decreto de Stalin. Svetlana tuvo todas y cada una de las comodidades y ninguna libertad. No toleró el ambiente opresivo de la tiranía de su padre, uno de los dictadores más sanguinarios. Eligió emigrar, como Zgustova, a Estados Unidos. Espiada por la KGB y la CIA vivió en constante huida y abandono hasta su muerte, en noviembre de 2011.

LAS ROSAS DE STALIN

“Mi nombre es Svetlana Allilúyeva. Nací el 28 de febrero de 1926. Mi padre murió en 1953. Se llamaba Yósif Stalin”. Svetlana Allilúyeva fue la hija única del dictador soviético. Y su destino pareció reunir las peores catástrofes. Su madre se suicidó cuando Svetlana tenía seis años, harta de la convivencia con su esposo. A los 16 Svetlana se enamoró de un cineasta judío, a quien su padre envió al gulag. Más tarde, en 1963, se enamoró de nuevo, en esta ocasión de un intelectual de izquierdas hindú, y cuando él murió Svetlana quiso llevar sus cenizas a la India. Una vez allí, solicitó asilo político a través de la Embajada de Estados Unidos. Al llegar a Nueva York pensaba haber alcanzado por fin la libertad. Pero era el momento álgido de la guerra fría, y Svetlana se convirtió en uno de los principales objetivos para los servicios secretos gringos y soviéticos.

SVETLANA

¿Era una traidora al sueño comunista? ¿O una espía enviada por Moscú bajo la apariencia de una mujer desquiciada? ¿Cómo iba la CIA a dejar pasar un testimonio tan abrumador de denuncia del régimen soviético sin utilizarlo a su conveniencia? En vez de la libertad, Svetlana es sometida a nuevas formas de vigilancia. A pesar de todo, en Estados Unidos se hizo rica con su famoso libro 20 cartas a un amigo; pero cada vez que lograba la estabilidad algo venía a perturbarla cuando no era ella misma. Su vida fue siempre una lucha para huir de la sombra de su padre y de los fantasmas del pasado hasta su muerte en 2011 en Wisconsin. Monika Zgustova nos presenta aquí una novela original, emocionante y llena de giros inesperados. Editada por Galaxia Gutenberg, disponible en librerías mexicanas.

LA MUJER SILENCIOSA

Otra novela de Zgustova, con el mismo tema: la barbarie de la tiranía y sus efectos en los individuos. Bajo la dramática coyuntura de la Praga sometida a la invasión nazi y a la barbarie soviética, Sylvia, una mujer enigmática y reservada de origen aristocrático, comprueba en su vejez que pocas cosas en la vida dependen de nuestros deseos. Una boda sin amor, la pérdida de sus seres queridos y el exilio forzoso de su único hijo jalonan un sufrimiento que solo el hecho de vivir en el recuerdo y la esperanza del reencuentro con su antiguo amor pueden mitigar. En este libro, Monika Zgustova se confirma como una de las voces más singulares de la narrativa europea contemporánea. Editada por Acantilado, también disponible en México.