imagotipo

Propuesta de “eliminar fuero”, agarra fuerza

  • Jorge Galicia

Para el segundo año de ejercicio de la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión, que inicia el primero de septiembre, hay varios temas que siguen pendientes en la agenda legislativa como el Mando Único Policial (mixto), el uso con fines medicinales de la marihuana y los matrimonios gay, iniciativas de ley que están en su etapa de análisis pero falta que éstas suban a tribuna para su debate y posible aprobación.

Son algunos y seguro surgirán nuevas propuestas como la que señala que hay que cambiar el modelo de comunicación política (“spots”), pero sin duda el tema de la corrupción se ha convertido en el mayor punto de reflexión en la agenda políticolegislativa y eso quedó demostrado con la celebración de dos Periodos Legislativos Extraordinarios exprofesos para la aprobación del paquete de leyes que conforman el Sistema Nacional Anticorrupción.

Hubo consensos pero eso no quiere decir que el asunto quede allí, ya que se espera que algunos Grupos Parlamentarios insistan en el tema porque si algo conocen senadores, diputados federales y locales, es que el fenómeno de la corrupción es el problema más preocupante para los mexicanos después de la seguridad, por lo que desde ahora ven con simpatía una propuesta que existe en Comisiones en el sentido de “retirar el fuero a los políticos” y qué bueno porque entre la ciudadanía el asunto está agarrando fuerza.

El Partido Encuentro Social (PES), que a nivel nacional dirige el diputado Eric Flores Cervantes, en febrero pasado puso a consideración de la Cámara Baja una iniciativa de ley que coloca el centro de su argumentación en el hecho de que la figura del fuero se ha desvirtuado y hoy sirve como escudo para muchos políticos quienes evitan ser procesados por diversos delitos cometidos, como son los malos manejos de fondos públicos, entre otros, porque para muchos de ellos ser servidor público es sinónimo de riqueza con cargo al erario.

Como recordamos el llamado “fuero constitucional” fue instaurado como una forma de protección para los servidores públicos y no fueran molestados judicialmente por sus ideas o formas de pensar, por lo que dicho de otra manera estos políticos no pueden ser procesados por la vía penal mientras gocen de llamado fuero o, para que eso suceda, primero tendrán que ser llevados a juicio político para desaforarlos.

Actualmente mil 854 políticos gozan de la inmunidad procesal “fuero”, entre ellos diputados,  senadores, ministros del Poder Judicial y magistrados del TEPJF, secretarios de Estado e integrantes de la ALDF. Así también protege a los titulares de la PGR y PGJDF, al jefe de Gobierno del Distrito Federal, a los consejeros del INE, a los diputados de los 31 Congresos Locales, y a los gobernadores.

Al respecto Hugo Eric Flores Cervantes puntualiza que el objetivo del PES es acabar con la inmunidad procesal que prohíbe a cualquier Tribunal enjuiciar a un servidor público como cualquier ciudadano, por lo que señaló que su partido ha convocado a todas las fuerzas políticas del Congreso a privilegiar en el próximo Periodo Ordinario de Sesiones, la eliminación del fuero constitucional.

En ese contexto, hay mucho de razón en la propuesta del PES, porque para nadie es un secreto que algunos servidores públicos han malinterpretado los alcances de los artículos 111 y 112 constitucionales. Ejemplos hay muchos, pero en estos días se habla de corrupción en los Gobiernos de Veracruz, Oaxaca, Puebla, Chihuahua y Quintana Roo, por mencionar algunos casos. Ante eso, solo nos queda decir “no al fuero”, no al menos aquel que protege la corrupción.
jorgelgalicia@yahoo.com.mx