imagotipo

Protejamos a los pequeños navegantes de internet / Cuidémonos / Hazael Ruiz Ortega

  • Hazael Ruíz Ortega

1. No publiques datos personales, 2. No informes a desconocidos tu dirección de mail; 3. Ten cuidado con los archivos o información que te llegan por sorpresa; 4. Nunca abras correos no deseados; 5. Mantén tu clave siempre en secreto; 6. Si te molestan, pide ayuda a tus mayores; 7. Nunca te veas a solas con alguien que conociste en internet; 8. No creas de las ofertas ni los regalos que te anuncien; 9. Confía siempre en tu papá y mamá o en persona de mayor confianza; 10. Alguien desconocido no es tu amigo o amiga y no tienes que confiar en él.

Estas recomendaciones me comentan que circulan en las redes sociales del Facebook. Por sus referencias, se percibe fue generado en el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) para sensibilizar de su importancia en el ámbito de la seguridad personal.

De suyo, es un importante punto de partida para un pertinente “CUIDÉMONOS” y especialmente en la población de corta edad que ya navega libremente por la internet. Basta con traer a la memoria la multiplicidad de casos de menores de edad y de no tan menores, en donde han tenido sus consecuencias funestas al no atender, por ejemplo, al: “Nunca acudas a una cita a solas con alguien que contactaste -conociste- en internet”.

La oportuna prevención restringe consecuencias negativas de las conductas antisociales. Un ejemplo analizado en esta columna el 29 de enero de 2011: Cuando la persona trasmite su figura desde la intimidad, en la esfera personal y privada, con comportamientos, acciones y expresiones que no deben ser públicos  pudieran derivar al mal uso por parte de terceras personas. Por ello, vale la pena recordar: “Cuando una imagen tuya sale en tu móvil, pierdes para siempre el control”… un tema del derecho al olvido.

Más allá de los derechos personales y de las herramientas fundamentales de las redes sociales, también existe las obligaciones del ejercer la prevención y no ponerse en situación de desventaja ante un potencial victimario; protegerse a no exponerse a cualquier agresión de consecuencias negativas.

Viene a la memoria personal las valiosas enseñanzas del Doctor Luis Rodríguez Manzanera de la correlación que existe en las conductas antisociales entre la víctima y el victimario. Citemos, solo como base de reflexión, de los extremos de una categorización “a mayor culpabilidad de la víctima menor culpabilidad del victimario y a la inversa”.

Así, en las agendas institucionales de gobierno desde la prevención del delito, los derechos ARCO (Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición) de los datos personales son de alta prioridad. En diciembre pasado se apuntó en esta columna del robo de identidad y de las pertinentes acciones institucionales en prevención y seguimiento por parte del Banco de México, la Condusef, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y otros organismos.

En este sentido, en la CDMX, referente en las acciones de transversalidad, se celebró el Día Internacional de la Protección de Datos Personales 2016 (28 de enero). El INAI y el INFODF convocaron al trabajo conjunto de autoridades, sociedad y especialistas, y razonaron entre otros: el proyecto de Ley General de Protección de Datos Personales, protección de datos personales de menores, el robo de identidad la seguridad de los datos personales en Internet y redes sociales.

Por su parte, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, refirió que la próxima ley general será observada por el Constituyente de la Ciudad de México para la elaboración de su respectiva Constitución.

hazael.ruiz@hotmail.com