imagotipo

Punto de referencia

  • Daniel Aceves Villagrán

Diseccionando a Trump

El día de hoy que se realizan diversos procesos locales electorales en México, incluyendo la renovación de 12 gubernaturas. Momento propicio para reflexionar sobre el proceso electoral estadunidense; punto trascendente es que el Partido Republicano instalará a Donald Trump como candidato presidencial en la Convención a celebrarse del 18 y el 21 de julio en Cleveland, sin duda alguna son muchas las voces que se han identificado para hacer señalamientos sobre la actitud xenofóbica, fascista y prepotente del “psicópata del muro” Donald Trump, en tal sentido es importante comentar que se ha presentado el libro denominado “Diseccionando a Trump”, elaborado por Gabriela Soulé, Luis Farias Makey, Hugo Rodríguez Barroso y su servidor, quienes hacemos un abordaje sobre diversas vertientes correspondientes a la economía, a las relaciones con Estados Unidos, a las perspectivas internacionales y una serie de temas que tienen que ver con la democracia y el orden internacional que parecieran estar en crisis. Hoy en día es importante que este tipo de textos no se conviertan en un ataque personal, sino en evidencia científica, económica y política del porque la peligrosidad que implica que un personaje como Trump llegue a la Presidencia de Estados Unidos. Donald Trump, psicológicamente ha evidenciado síntomas de psicópata, pero que política y mercadológicamente se han interpretado como un hombre hábil que ha podido ganar no solo una fuerza electoral trascendental, sino que está en las encuestas solo con tres puntos de distancia de Hillary Clinton, de acuerdo a publicaciones vertidas en el Washington Post, Wall Street Journal, New York Times, NBC, ABC y FOX News. Clinton será electa el 25 de julio en Filadelfia por los demócratas. No obstante, una de las aportaciones que hacemos en el libro que comento tiene que ver con la “Adictiva relación con Estados Unidos” y nos referimos al problema de las adicciones que es un fenómeno global, que la Organización de las Naciones Unidas, a través de la oficina de drogas y delitos, ha ubicado a la zona norte de Norteamérica como la consumidora del 40 por ciento del mercado mundial de drogas, reflejado en cifras oficiales otorgadas por el Departamento de Salud y los Servicios Humanos de Estados Unidos, que de acuerdo a su encuesta del año 2011 había más de 23 millones de adictos, más los que se han sumado en estos últimos cinco años, y la incorporación de casi 9 mil personas cada día a las adiciones, lo anterior da como consecuencia que cerca del 38 por ciento de toda la cocaína en el planeta se consuma por los estadunidenses, que como resultado ha dado el crecimiento de los cárteles de las drogas y que coloquialmente han generado la mención de que ellos ponen los adictos y nosotros los muertos, y una de la fórmulas que han otorgado los organismos internacionales es precisamente el abordar sobre el tema con la cooperación global y binacional entre México y Estados Unidos, por ello sería impensable que esta estrategia de colaboración se pudiera presentar bajo un régimen en donde Donald Trump pudiera ser Presidente de Estados Unidos con las propuestas que hemos conocido, el desprecio por los mexicanos y sobretodo por la falta de reconocimiento de los problemas que generan las drogas en Estados Unidos, ya que anualmente por conceptos de salud, productividad laboral y de justicia invierten 193 billones de dólares y el gasto que le genera a la hacienda pública estadunidense un adicto tratado con metadona anualmente tiene un costo de 4 mil 700 dólares, y un año de un adicto enjuiciado y procesado tiene un costo penitenciario de 24 mil 700 dólares, vaya que Trump es de película de terror y de tira cómica.

danielacevesv@yahoo.com.mx