imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

  • Desactualizados…

Admisión de culpa, relevo de pruebas, dicen los litigantes. El CEN del PRI reconoce la existencia de un atraso en la “actualización de información en el portal de transparencia”, por lo cual no aparecen muchos militantes que hayan cubierto sus cuotas. No es culpa mía ni de usted que los datos no aparezca.

Un informe de la Secretaría de Finanzas del partido indica que el actual dirigente, Enrique Ochoa Reza, “está al corriente de sus cuotas”. Y que el pasado 7 de julio se emitió el “comprobante correspondiente que acredita los pagos que ha realizado hasta la fecha”.

Voceros del CEN del PRI aceptan que las cuotas han descendido y que no hay relación entre el número de militantes cumplidos y los que dejan de lado su responsabilidad financiera con el partido. Ser priísta, militante activo o empleado obliga a cubrir las cuotas, pero solamente 28 mil cumplen.

No se trata ni con mucho, de desacreditar a quienes no pagan, pero en un símil básico si alguien ingresa a un club y no paga su mensualidad, le impiden la entrada y si se retrasa más hasta lo expulsan.

En los documentos básicos del PRI se establece la obligación y, al incumplirse, puede aplicarse la cláusula de exclusión. ¿Por qué en el PRI no se aplica la norma? No es culpa de la actual dirigencia. Viene de años. Un distinguido priísta que sí está mal corriente de sus cuotas, me comentó: “Mientras se está en busca un cargo, hay cumplimiento con todo. Cuando se llega a ser legislador, gobernador, alcalde o simplemente servidor público, viene el olvido”. Mal que la amnesia ataque a los que deben cumplir.