imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

¿En base a qué?

Ignorancia o mala leche. Presumo que es la segunda. Cuando la secretaria general del PRD, Beatriz Mojica, anuncia que sus legisladores “exploran la posibilidad de iniciar un juicio político contra Peña Nieto por decisiones que laceran el bienestar de los mexicanos”, muestra que no ha leído el artículo 108 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Omito el primer párrafo y reproduzco el segundo: “El Presidente de la República, durante el tiempo de su encargo, solo podrá ser acusado por traición a la patria y delitos graves del orden común”.

El argumento de la exaspirante al Gobierno de Guerrero, colaboradora cercana de Ángel Heladio Aguirre Rivera, involucrado probablemente de manera involuntaria en el caso Ayotzinapa, es la “ruptura diplomática que ocasionó el gabinete presidencial con el Partido Demócrata” (sic).

¿Dónde está la traición a la patria o los delitos graves del orden común?

No intento defender al Presidente. Simplemente apegarme a los preceptos constitucionales que mientras no los modifiquen son la regla a respetar. Hablar simplemente para demostrar la “indignación” y dejar de lado los argumentos jurídicos, que no políticos, me parece que debilita al acusador y pone en evidencia el interés de golpear por golpear.

Hasta donde tengo memoria, ningún Presidente de México ha sido acusado por “traición a la patria” y ninguno ha sido sometido a juicio político por acciones imaginarias. El Poder Legislativo no es ni con mucho la cuna de las venganzas personales o políticas.

Y si lo es, me gustaría saber en dónde están escritas esas facultades. Es mala leche, no ignorancia.