imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

  • Jesús Michel Narváez
  • No es el peor momento…

 

Algo lo hizo perder el temple. Desde que fue designado secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong ha demostrado su buena relación con la prensa. Siempre amable. Siempre dispuesto a responder. De ahí mi sorpresa por su actuar en San Luis Potosí. Una reportera le preguntó a gritos: ¿considera que están en el peor momento del sexenio? Irritado, el responsable de la política interior del país, respondió: ¡De ninguna manera!

La afirmación abre la puerta a las especulaciones. ¿Está en el mejor momento? Enumeremos algunos temas: el conflicto con la CNTE no tiene visión de solución; la inseguridad aumenta a nivel nacional a pesar de los operativos de las fuerzas federales; la inflación se descontrola, el presupuesto tiene recortes, la deuda alcanza el 50 por ciento del PIB, las calificadoras amenazan con quitarle el rango actual; los homicidios dolosos son más ahora y en 50 municipios del país se concentran; en Michoacán secuestran camiones al por mayor y los disidentes bloquean carreteras, casetas de peaje y se roban el dinero sin que nadie les haga nada. Hay otra docena de temas.

Si esto no es estar mal, ¿entonces qué entendemos por el peor momento? Comprendo que la postura del Gobierno y de quienes lo integran sea la de negar el lado oscuro de la realidad. Sin embargo, el sol no se tapa con un dedo. Y si alguien lo hace, que patente la fórmula. Todos y cada uno de los funcionarios federales están obligados a defender lo que el Gobierno, en su conjunto hace. Pero negar la realidad no ayuda.