imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

 

Reencuentro político…

 

Aunque nunca han dejado la política, la distancia ideológica los separó. En el mejor momento de sus vidas en el servicio público, trabajaron en el Gobierno de Luis Echeverría. Y ambos tuvieron a su cargo la campaña del sucesor, José López Portillo, quien ganó las elecciones de 1976. Durante el mandato de Echeverría, ambos fueron secretarios de Estado. Uno de Trabajo y el otro de la recién creada Reforma Agraria. Los dos llegaron al mes de septiembre de 1975 a la dirigencia del PRI, en un relevo sorpresa: Jesús Reyes Heroles, dejó el liderazgo del entonces invencible partido. Inició la VIII Asamblea Nacional Ordinaria, cuyo lema era: primero el programa, después el hombre.

Sin embargo, en Los Pinos prefirieron primero el hombre. Y correspondió a Muñoz Ledo y a Gómez Villanueva realizar la campaña del candidato, que tuvo como oponente pero sin registro ante la CFE a Valentín Campa. Caminaron por el mismo sendero. Ambos entendían la política. Siguieron en el PRI y volvieron al gabinete presidencial. Hasta que… en 1987 Muñoz Ledo, junto con Cuauhtémoc Cárdenas, Rodolfo González Guevara, Ifigenia Martínez, entre los más destacados, decidieron abandonar el PRI y crear el Frente Nacional Democrático.

No estoy cierto de que Gómez Villanueva y Muñoz Ledo hayan roto los vínculos de amistad y políticos que los unieron por un par de décadas. Sí sé y con certeza, que el que fuera uno de los más importantes líderes campesinos se mantuvo firme a sus principios hasta la fecha. Hoy el destino los reúne. Forman parte de la Asamblea Constituyente de la CdMx.