imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

Oportunidad de oro…

“Podría”, en condicionado, se hizo el anuncio. Primero en una entrevista radiofónica y más tarde a través de despachos de las agencias periodísticas internacionales, se informó de la probable reunión entre el presidente Peña Nieto y la candidata demócrata Hillary Clinton.

La versión no confirmada en Los Pinos indica que, aprovechando la presencia de Peña Nieto en Nueva York, a donde acudirá a fin de participar en la LXXI Asamblea Ordinaria de la ONU, se daría la reunión. Inclusive, los despachos periodísticos afirman que ha habido contacto con la Embajada de México en Washington para tratar de afinar la agenda.

Aunque no sea posible confirmar la versión, deberá tomarse como una posibilidad. De concretarse, muchas aristas se limarán y habría avances en la futura relación entre México y Estados Unidos. Si bien la demócrata no atraviesa por sus mejores momentos: neumonía “no contagiosa”, encuestas que virtualmente revelan un empate técnico y sus desafortunados señalamientos sobre los seguidores de Trump, la reunión dejaría en claro la postura de nuestro país y que la asistencia del republicano a Los Pinos y el equivocado tratamiento que se le brindó, no significa que se le reconozca desde ahora como nuevo inquilino de la Casa Blanca.

Tratar de corregir el “error de agosto” no será suficiente, sin embargo, es una buena oportunidad para mostrar que México no se inclina por ninguno de los candidatos y gane quien ganare, la relación entre ambos países se mantendrá con el respeto necesario.

La oportunidad de oro se presentó.