imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

  • Jesús Michel Narváez
  • Padrés, ¿ahora sí?..

 

¡Otra petición de amparo! Así vive Guillermo Padrés Elías. También lo sigue y muy de cerca, Rodrigo Medina de la Cruz. Ocupándome del sonorense, hay que decir que de acuerdo con las denuncias presentadas por la Auditoría Superior de la Federación ante la PGR por presuntos desvíos millonarios de recursos federales y por las que realizó la Fiscalía General de Sonora, está más que demostrada la inmensa riqueza del exgobernador y, sin embargo, todo sigue igual que como estaba hace un año.

La versión de que la PGR obtuvo de un juez federal una orden de aprehensión, corrió como reguero de pólvora pero casi de inmediato surgió otra: la jueza Rosa María Cervantes Mejía recibió la solicitud del exmandatario para un amparo que evite su detención. No supe si le concedió la suspensión provisional. De lo que estoy enterado y los datos duros existen, es que la familia Padrés Elías era una más de los clasemedieros de Sonora. Nunca se le conoció fortuna mayor. Al término de seis años de Gobierno, no solamente el exgobernador sino toda su parentela formaban ya parte del selecto grupo de ganaderos, nogaleros, comerciantes y agricultores millonarios de la región.

¿Cómo le hizo?, preguntan sus paisanos. Bien a bien no hay mucho en dónde buscar. Seis años antes y seis años después. Ahí se encuentra la respuesta. O por lo menos eso suponen los fiscales federales que ya lograron dos órdenes de aprehensión pero el amparo, siempre el amaro, han permitido que el señor Padrés siga como el escocés del whisky: tan campante.

Por cierto ¿fue real la reunión Luis Felipe Bravo-Guillermo Padrés?