imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

 

Rebelión amarilla…

 

Llegaron para dialogar y buscar recursos para los Estados que dicen gobernar. Ahí estaban y solo faltaba uno: el de Morelos. Revisaron con el secretario de Hacienda los recursos que habrán de destinarse a las entidades federativas. Ellos hablan por ellos, no por nadie más. En la reunión se acordó la instalación de mesas de trabajo para revisar las aportaciones federales para el 2017, contempladas en el Presupuesto.

Posaron muy sonrientes. En la foto aparecieron: Arturo Núñez (Tabasco), Gabino Cué (Oaxaca, aunque ya se va), Miguel Ángel Mancera (CdMx), Silvano Aureoles (Michoacán), Alejandra Barrales, dirigente del PRD y los diputados Francisco Martínez y Jesús Zambrano. Al centro, José Antonio Meade.

Afuera de Palacio Nacional, en donde se ubica la oficina central de Hacienda, Barrales acusó: el presupuesto tiene “un sesgo partidista” -supongo que no se lo dijo a Meade- y que estará muy vigilante de que ello no se concrete. Ratificó que al no obtener respuestas inmediatas, marcharán este día como lo anunció. Una marcha en defensa de los recursos para las cinco entidades.

Mientras se realizaba la reunión, el secretario de Finanzas del Gobierno de la CdMx, Edgar Abraham Amador, admitía ante los diputados locales que este año habrá un superávit de 12 mil millones de pesos, 3 mil más de los que solicita Mancera como fondo de capitalidad, con lo cual se reconoce lo señalado: al gobierno capitalino le sobran recursos para cumplir la meta para el Metro, las vías primarias hacia el nuevo aeropuerto y los programas sociales.