imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

 

Y ¿cuándo la PGR?..

 

“Exhortar” y “exigir” no es lo mismo, aunque en términos políticos las palabras suenen igual. Si quien las utiliza trabaja de custodio en un reclusorio o en un laboratorio de análisis sanguíneo, no tendrían la menor importancia, como diría Arturo de Córdova. Saliendo de la garganta de Enrique Ochoa Reza, dirigente del partido cuyo primer militante es el Presidente de la República, tienen un peso específico: es una orden presidencial. (Desde hace décadas, ningún líder del PRI se ha ido por la libre. Saque sus conclusiones).

¿A qué autoridad le está pidiendo Ochoa que avance en las investigaciones sobre Javier Duarte? No hay mucho hacia dónde hacerse: a la Procuraduría General de la República, que tiene dos carpetas de investigación que atrajo de la Fiscalía General de Veracruz.

En la petición está la carambola de tres bandas: también debe informar el estado en que se encuentran las denuncias en contra de Miguel Ángel Yunes, quien sucederá –si el tiempo lo permite- a Javier Duarte.

Difícil paquete para doña Arely Gómez, la procuradora general y para sus fiscales. Se sabía que jurídicamente podrían completarse las averiguaciones antes de que finalizara el mandato del gobernador con licencia. Ahora que ya no está en funciones, es posible que se imprima mayor velocidad y que aplique la ley, simplemente la ley, sin filias ni fobias, para que la sangre política corra y los reclamantes queden satisfechos.

Y no hay que olvidar que la Procuraduría General de la República es todavía dependiente del Poder Ejecutivo federal. ¿Nos entendemos?

.