imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

  • Jesús Michel Narváez
  • Chimoltrufia política…

 

Florinda Meza llegó a la fama no por ser buena actriz, que probablemente lo sea, sino por el personaje que desarrolló al lado de su marido, Roberto Gómez Bolaños, Chespirito. La popular Chimoltrufia pasó a la historia por su conocida oración: así como digo que sí, digo que no”. Y después de escuchar las palabras de Andrés Manuel López Obrador de que su partido, sí de su propiedad suya de él, Morena, abrirá las puertas a los priístas y militantes de otros partidos para alcanzar el cambio que necesita el país, no es ocioso equipararlo con la comediante.

Exceptúa a los que trabajaron con Salinas, Fox y Calderón. A todos los demás, les abre la puerta de par en par. Resulta incomprensible el cambio de actitud. A lo mejor le peso la comparación que hicieran de su forma de hacer política y de su persona con la de Donald Trump. No es, sin embargo, una razón de peso para borrar de un plumazo 12 años de críticas, cuestionamientos, acusaciones en contra de los de la “mafia” del poder.

¿Qué le hace cambiar de posición? Encuentro una sola condición: ya observó que no cuenta con los votos suficientes para culminar su obsesión de ser el próximo Presidente de México.

Hay un problema a la vista: rodearse de priístas, panistas y otros políticos de diversos partidos lo colocará exactamente en el lugar que han asumido PAN y PRD: robarse los candidatos de otros institutos que no fueron beneficiados con la nominación del partido en el que militaron por años.

¿Qué lo hará diferente? Seguirá siendo un dictador en ciernes, aunque claro, como dice una cosa dice la otra. ¿O no?

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx,

Twitter: @jesusmichelMx