imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

  • Jesús Michel Narváez
  • Polarización social…

Transcurridos 5 días de las elecciones en Estados Unidos y con el triunfo de Trump, la polarización de la sociedad estadunidense es cada día mayor y con sesgos que no se habían advertido desde las marchas de Martin Luther King.

El grito de “no eres mi presidente” se multiplica y lo mismo se escucha en Chicago que en Los Ángeles; en Nueva York que en Miami. ¿Acaso colapsó la democracia en Estados Unidos? Hace unos días me decía Luis Ernesto Derbez, exsecretario de Relaciones Exteriores –lo fue con Vicente Fox- que el referente para los mexicanos en torno a la democracia lo era el vecino país. Y ahora, me confirmaba, con el triunfo del republicano tendremos que buscar otro (referente) o crear uno propio.

Es una posición discutible. Creo en la democracia y en el poder del voto. Si la mayoría decidió darle la victoria a Trump, es un ejercicio democrático pleno. Que pierda la que supuestamente sería mejor, no significa que los comicios hayan sido amañados. Los habitantes de EU saben quién es la señora Rodham.

Conocido que quienes más votaron a favor del republicano fueron los que menos tienen, necesariamente se debe estudiar la reacción, porque no recibirán más aunque así lo crean. Pero el reclamo está presente: hay hartazgo de que sean unas cuantas familias las que gobiernen el país más poderoso del mundo y que el número de marginados aumente.

Con una sociedad polarizada, con marchas que no ceden y por el contrario crecen; con el anuncio que tres de sus hijos estarán en el comité de transición y con los nombres de los duros que acompañarán a Trump, los escenarios se complican y mucho.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx