imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

APEC, gran oportunidad…

Quizá los 20 –aunque son 21 formalmente- que sí quieren, lo logren. Y es el foro en el cual el presidente Peña Nieto, más allá de filias y fobias, simplemente por lidiar con el vecino más poderoso del mundo, pueda elevar la voz para que, como antaño y hermano mayor de América Latina, encuentre eco para demostrarle al señor Trump que Estados Unidos no es el ombligo del mundo (aunque lo sea).

¿Cómo hacerlo? En Perú este año, este día, se reúnen los líderes de los 21 países que conforman la APEC y todavía asiste Barack Obama –en su gira de despedida- y los temas prioritarios son: lucha contra la corrupción y rechazo al proteccionismo comercial. El futuro presidente de la Unión Americana está en contra de los Tratados y Acuerdos en los que no solamente se beneficia su país sino que permite que otros menos poderosos lo hagan.

Con naciones como Australia, Brunei Darussalam, Canadá, Chile. República Popular China, Hong Kong, China; Indonesia, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Perú, Filipinas, Rusia, Singapur, Corea, Taiwán, Tailandia, Estados Unidos y Vietnam, que intentan la integración globalizada, se inicia este Foro y en él la preocupación tiene un apellido: Trump.

En tanto todas las naciones del globo terráqueo intentan interrelacionarse y establecer vínculos comerciales e incluso distantes de ideologías políticas, el próximo Jefe de Estado de la Unión Americana quiere todo lo contrario. Y bastaría un ejemplo que se generó ayer: la Ford no vendrá a México con una nueva planta para producir el Lincoln. Todo a petición de Trump.

¡Que se escuche la voz de Peña y de 20 países más!