imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

  • Heridas abiertas…

Acortándose los tiempos. Si, los electorales. Debates van y debates vienen. Execran todos. Y nadie los limpia. Se abren heridas que difícilmente podrán sanar, aunque los políticos tienen .la piel suficientemente gruesa para soportar las puñaladas y los disparos a quemarropa.

¿Qué enseñanza dejan estas campañas? Porque el resultado de las elecciones, es otro boleto. El de ahora es el de la búsqueda del poder. En cada entidad en donde se relevará gobernador, los ataques contra el que se va rebasan límites, pero la autoridad electoral los deja pasar. El argumento: es el ejercicio de la democracia. Al término serán muchos los cadáveres regados a la vera del camino. Sin embargo, como bueno Lázaros, habrán de levantarse y volverán a caminar. Porque sus vidas dependen de la política.

A nadie debería sorprender el tono elevado de los señalamientos que se hacen mutuamente los aspirantes a los cargos de elección popular que están en juego. Ya hemos escuchado y visto las defenestraciones. Sin embargo, ahora han salido gemas familiares que nada tienen que ver con la conquista del voto. Dirán los autores de las negras campañas, que en la guerra, el amor y la política ¡todo se vale!

No es así. Si bien el comportamiento familiar es indicador del quehacer personal, no es la familia la que busca el voto. Es el o la que ejerce la política como profesión. Dirán algunos que los independientes no son profesionales de la política y se estarán auto engañando. Es lo de menos. ¿Seguirán escupiendo al cielo, todas y todos?

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx

Twitter: @jesusmichelna

y en Facebook: jm-narvaez