imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

  • Jesús Michel Narváez
  • Artimaña… ¿de quién?

 

Desde hace un año y en diferentes partes del país se ha registrado escasez de gasolinas. Primero en Chihuahua, más tarde en Chiapas y Veracruz hasta llegar a la Ciudad de México esta semana. Nadie ha dado una explicación convincente. La Empresa Productiva del Estado y los distribuidores ofrecieron versiones diferentes.

La petrolera atribuyó el desabasto a problemas de transportación. Los gasolineros la culparon del problema. No se supo bien a bien porqué falló el traslado y porqué en cuando menos 40 estaciones de servicio no había la reserva necesaria para enfrentar una situación de este tipo.

Justamente en la semana en la que se da a conocer que la liberación de la importación de gasolinas provocará una elevación en los pecios al consumidor que, dicen, estarán en función del precio del petróleo, los tanques de almacenamiento se vaciaron. ¿Es una artimañaza para justificar el alza? Y si la es ¿de dónde proviene y a quién beneficia?

A todos los que comercializan las gasolinas y el diésel. Porque si en enero se fijan precios de 15.38 para la Magna, poco más de 1.23 con respecto al cierre de este año en base a los costos de importación, difícilmente la petrolera mexicana venderá más barato.

Conclusión: todos tendremos que pagar más por el litro de combustible y ni el Chapulín Colorado podrá salvarnos.

A cambio, como lo dijo el secretario de Energía se han “comprometido” 70 mil millones de dólares en inversiones provenientes del extranjero para la exploración y explotación de los nuevos yacimientos localizados en el Golfo de México. ¿Y en qué nos beneficia a los mexicanos?.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx