imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

Tragedias prenavideñas…

Berlín, Zúrich, Ankara y ¡Tultepec! Dos capitales y una ciudad seguras en Europa y un municipio de los 125 del Estado de México vivieron con solamente 24 horas de diferencia, tragedias prenavideñas que marcarán la vida de sus habitantes.

En Berlín, un ataque a un mercado navideño dejó 15 muertos y decenas de heridos. El Estado Islámico lo reivindicó. En Ankara, un “lobo solitario” asesinó al embajador de Rusia en Turquía. En Zúrich, un centro oratorio musulmán resultó escenario de un tiroteo con saldo de tres heridos graves.

Y en México, a unos kilómetros de la Capital del país, en el municipio de Tultepec, la Cuna de la Pirotecnia, la séptima explosión de este año cobró la vida de decenas de personas, dejó heridas a cuando menos 147 y hay un centenar de desaparecidos.

Razones diferentes, sí, pero los mismos resultados: muertos, heridos, desaparecidos. Tragedias que se pudieron evitar. Allá, cruzando el Atlántico, mediante la seguridad que no es suficiente. Acá con acciones de Protección Civil que aún y cuando se afirma existen, el séptimo estallido, pone en tela de duda su eficacia.

Vidas perdidas que no se recuperan. Heridos que pierden órganos. Crisis emocionales difíciles de superar. Cómo explicar que en áreas presuntamente controladas aparezcan criminales, lo mismo fanáticos religiosos que sicarios o que la laxitud de las normas permitan el manejo inadecuado de la pólvora. Quienes acudían al mercado de San Pablito, que abastece de pirotecnia a España, la alegría de adquirir aquellos fuegos artificiales que lanzarían las noches del 24 y del 31 no verán brillar el cielo.

Tragedias prenavideñas.

 

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx