imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Ciudadanos vigilantes

Cada elección es la misma postura de dirigentes y representantes de partidos: defenderemos voto por voto. Se quejan de las manos negras que mueven las cunas. Afirman, sin tener pruebas que el voto se socava mediante la entrega de despensas, apoyos y programas sociales. Dicen y repiten que se manipula el voto. Todos ignoran en cada elección que quienes cuentan los votos no son los de los partidos, sino los ciudadanos que, sin pago alguno, presiden casillas, tienen escrutadores, vigilan que las boletas estén correctamente cruzadas y, finalmente, firman el acta correspondiente para enviar el paquete al Distrito Electoral respectivo.

El ejército de ciudadanos merece respeto. Algo que parece no conocen los políticos. Sin que medien acusaciones formales, disparan sus balas de salva hacia los únicos participantes decentes en todas y cada una de las elecciones: los simples, honestos y pulcros ciudadanos.

Sin embargo, y sabiendo que ellos están pendientes de la limpieza electoral, los dirigentes y los participantes en los comicios, desde antes de celebrarse los judicializan. Anuncian que no permitirán que nadie les “arrebate sus triunfos”, aún y cuando no los han ganado. Desprestigian el proceso antes de realizarse.

Alguien tendrá que decirles, y comenzamos en este espacio, a quienes ponen en duda la limpieza de todas y cada uno de las elecciones. No defiendo a quienes en el transcurso encuentran las rendijas para cometer ilícitos. Pero ellos no son responsabilidad de los vigilantes de las urnas. Son los propios candidatos, los partidos, los dirigentes quienes violan la ley.

¡Vamos respetando a los ciudadanos!

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx