imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

PAN-PRD out en Edomex…

Ambiciones desmedidas de unos y otros. Dirigentes que suponen que su partido es el “más fuerte” y por tanto el débil debe sumarse y convertirse en comparsa. Corrientes en un lado y tribus en el otro. Imposiciones y condiciones de ambos. PRD y PAN no llegarán unidos a la elección del Estado de México y ello dejará el camino libre al PRI-PVEM que tiene el gobierno.

Ricardo Anaya y Alejandra Barrales logran acuerdos. Las bases las rechazan. Y más que las bases, son los grupos que tienen poder de decisión los que no aceptan ir juntos en unos comicios que podrían catapultarlos con rumbo a 2018. Sin embargo, la lucha por quién sería el candidato y cómo se repartirían el pastel divide más aún a los que este año hicieron cuatro alianzas y ganaron.

Se ha dicho y con razón que la alianza PRD-PAN es antinatura. Ha dado resultado en algunos casos. Al final del día, los perdedores siempre son los perredistas porque solamente obtienen migajas. Y eso lo saben todos los que tienen el Consejo Político y la dirección nacional más los líderes de las siete u ocho tribus que ejercen poder dentro del partido.

Ese es el mayor problema: no saber qué rebanada le tocará a cada cual. Y por supuesto, encontrar al candidato ganador, que hasta ahora, no se advierte que ninguno lo tenga. El tiempo se agota. Este fin de semana e iniciando 2017 deberán tomar la decisión. Salvo un milagro, habrá alianza.

No se trata de negar la posibilidad de un triunfo, sino de que, estando tan cerca, cada dirigente, cada partido en conjunto, supone que la victoria sería por méritos propios y no por apoyos mutuos.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx