imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

  • Jesús Michel Narváez
  • Salarios y gasolinazos…

 

Oficialmente inició la competencia: aumento salarial contra gasolinazos. Ya se conoce al perdedor. Las múltiples protestas a lo largo y ancho del país y en la capital misma por la entrada en vigor de los aumentos a los combustibles, no dejan duda: los consumidores directos y los usuarios del transporte público, están irritados. Ante ello, el Gobierno responde: en los incrementos ni un paso atrás… ni para tomar vuelo.

Del otro lado, también el salario mínimo ya es de 80 pesos. Sí, 9.9 por ciento más que el último día del año que se fue. El contraste: la Magna se elevó 14 por ciento y la Premium 20. El diesel las acompaña con un 17 por ciento más. Las autoridades rechazan que la inflación se dispare pero los miembros de la Junta de Gobierno del Banco de México prevén crecimiento que rebasará el cuatro por ciento, el mayor rango en los cálculos de los economistas autónomos.

Escuchar las consignas contra quienes tomaron la decisión que golpea a todos y no solamente a los ricos como argumentan los voceros oficiales y oficiosos, pone de manifiesto que la molestia contra el poder público escala y nadie se ha percatado que la pradera está seca y en riesgo de incendiarse.

Se argumentó que de no dejar libre el mercado de combustibles habría orillado a la aplicación de un subsidio que le quitaría recursos a los programas sociales. Sin embargo, se omite que en el presupuesto de egresos estaba contemplado. ¿Es legal una decisión unilateral en el manejo de los dineros aprobados por el Congreso?

Mientras los expertos lo averiguan, la batalla comenzó y de inmediato hubo un derrotado: el salario mínimo.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx