imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

¿Y si no compramos autos de EU?..

Todavía no es inquilino de la Casa Blanca y ya toma decisiones en contra de México. Sí, Trump, el que cobra venganza por el juicio en el que fue derrotado por un desarrollo inmobiliario en Baja California Sur, presionó a los directivos de Ford Motor Company para que no instalaran en San Luis Potosí la planta que anunciaron hace dos meses y cuya inversión habría sido de mil 600 millones de dólares. Al mismo tiempo se da a conocer que el futuro presidente estadunidense amenazó a General Motors con aplicarle sanciones impositivas hasta de 35 por ciento por ensamblar su modelo Chevy Cruze en nuestro país.

Cumple sus amenazas y pretende que todas las plantas ensambladoras de la Unión Americana dejen de hacerlo en otros países que no sea el propio. Los economistas y financieros están sorprendidos porque, dicen, las armadoras están en México porque el costo de la mano de obra y los incentivos fiscales las hacen competitivas en su propia nación y en los lugares a los que exportan sus unidades.

Probablemente, el señor Trump y los hasta ahora designados para ocupar las carteras de su gabinete no se han dado cuenta de que las marcas de Estados Unidos son cada día menos vendidas y que los autos orientales, de Japón y Corea del sur las han desplazado junto con las europeas que han encontrado un mercado nunca imaginado. Los autos de lujo, alemanes, franceses, italianos y los compactos españoles cubren el territorio nacional y hasta parece que el país es de ricos.

Por ello planteó: ¿y si no compramos autos hechos en Estados Unidos? Es propuesta, no pregunta.

 

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx