imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

Regalo de Reyes… ¡adelantado!

Escribir la cartita, colocarla en un zapato debajo del árbol navideño y esperar la llegada de los Reyes Magos con el regalo pedido, es algo que se repite año con año hasta que se supera la adolescencia. Es difícil creer que Luis Videgaray Caso renunció al cargo de secretario de Hacienda por haberse, aparentemente, equivocado al realizar gestiones para invitar al entonces candidato republicano, Donald Trump, a Los Pinos. Sea como fuere, ya regresó del ostracismo en el que decidió sumergirse por decisión propia.

El anuncio de que es ya el nuevo canciller no fue sorpresa. Ya se había filtrado la información y la conclusión a la que los analistas llegaron fue: es por los nexos que tiene con el que a partir del día 20 se convertirá en el residente de la Casa Blanca. Si la apreciación es correcta, Videgaray tiene una tarea en la que tendrá que poner en juego todos los conocimientos y el talento que se presume tiene.

Su reaparición lo saca del juego en el que lo metieron sus cercanos: caballo negro en la elección para el Estado de México. Y lo coloca en la posición de abrir los espacios para catapultar a México y colocarlo como el país fuerte que pueda representar no solo los intereses nacionales sino de la región.

¿Podrá con el paquete? Después de escucharlo en su primera aparición como canciller y de reconocer que la Secretaría de Relaciones Exteriores es para él desconocida, se antoja que iniciará con titubeos.

Pero eso no importa ni al proyecto político del régimen ni que los Reyes Magos lleguen hasta mañana. Luis Videgaray ya recibió el regalo por adelantado. ¿O no?

 

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx