imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

Nerviosismo financiero…

Sin explicaciones, porque no las hay y si existen nadie las ofrece, el peso va en caída libre. Que si son las presiones externas o las especulaciones internas las que provocan el hundimiento, no se sabe. Si bien el Acuerdo logrado por el presidente Peña Nieto tiene alcance de mediano y largo plazos, no se reflejó ayer en el mercado financiero.

Quizá porque la Coparmex ratificó su postura de no firmarlo debido a que, desde su óptica, es incompleto y para ello presentó su propia propuesta en la que pide la eliminación de la mitad de los 37 programas sociales por estar duplicados y en muchos casos son utilizados con intenciones electorales, los mercados registraron nerviosismo. Es la patronal del país y tiene a 35 mil afiliados, los más poderosos.

La semana pasada Banxico intervino en el mercado cambiario con casi 4 mil millones de dólares para evitar la depreciación del peso y sin lograr el propósito de que bajara la cotización sí logró su contención.

Sin embargo, ayer se disparó el dólar y estableció un nuevo máximo histórico alcanzado los 22.16 pesos. ¿Qué presiona al peso y fortalece al dólar? Las explicaciones son para iniciados, vaya para expertos en finanzas.

De que hay especulación, ni quien lo dude. Y de que la autoridad monetaria lo sabe, tampoco hay duda. Pero algo pasa que las medidas adoptadas no consiguen tranquilizar al mercado. La tasa base de Banxico podría subir otro medio punto antes de fin de semana, según se filtra. Los expertos dicen que es para atraer inversiones y que los capitales no se fuguen. Vaya a saber si es verdad.

Lo cierto es que el dólar tiene alas y el peso lastres.

 

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx