imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

Decisión correcta…

Frente a la arbitrariedad, la insolencia, la prepotencia, la ignorancia y las amenazas, la decisión del presidente Peña Nieto de posponer la reunión con Donald Trump, es del todo correcta. Sin embargo, que el estadunidense diera a conocer primero el tema, demuestra que el republicano sigue en el show.

Trump movió sus hilos de comunicación a través del Twitter y en una conferencia en Filadelfia expresó que si en la reunión no se abordaría el tema del muro ¿a qué viene? Enseguida, el anuncio del vocero Sean Spicer: se aplicará un impuesto del 20 por ciento a todas las exportaciones mexicanas. No hay marcha atrás. Es un tema decidido por el presidente Trump. (Olvidó que está en vigor el TLC). La respuesta de Peña Nieto, dada a conocer a través de su cuenta de twitter alrededor de las 10:20 de la mañana, es sencilla y precisa: “Esta mañana hemos informado a la Casa Blanca que no asistiré a la reunión de trabajo programada para el próximo martes con @POTUS”.

Lo expresado por Luis Videgaray en la Embajada de México en Washington, muestra cómo será el trato en el presente y en el futuro. Apenas iniciaban pláticas con el yerno favorito de Trump, se enteraron él y Guajardo de la medida impositiva a nuestras exportaciones. No explicó nada más y solo aclaró el tema: no son negociaciones, son pláticas preliminares.

En México, prácticamente todos los sectores cerraron filas con Peña Nieto y sin mezquindades políticas o ideológicas, se sumaron a la exigencia de respeto hacia México. Y allá, en Washington Videgaray y Guajardo decían que se abrían ventanas de oportunidad, porque tenemos muchos puntos en común.

Ojalá y los haya.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx