imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Vivir al filo…

¿Qué detuvo a la Comisión Ambiental de la Megalópolis? Porque ayer debieron darse a conocer las medidas que entrarán en vigor para hacerle frente a la contaminación que envenena el Valle de México desde hace dos meses. Sin embargo, el anuncio que daría vida a las nuevas normas, se pospuso y sin explicación al calce.

Es difícil vivir al filo de la navaja, porque a raíz de las primeras contingencias han surgido las enfermedades que conlleva cohabitar con la polución. Si bien como dicen desde la Secretaría de Salud del GCDMX no es posible comprobar la muerte por contaminación, hay otras opiniones que contradicen a la primera y que revelan que cuando menos han muerto 22 mil personas por respirar ozono, azufre y otras particular suspendidas.

Mala calidad del aire, nos anunciaron hace 48 horas y se declaró la contingencia. Para alivio de las autoridades que ordenan la Fase 1, las secretarías de la Lluvia y el Viento operaron de maravilla y horas después se levantaba la prohibición. Ayer no fue la excepción: la calidad del aire fue tan mala que alcanzó los 163 puntos Imeca. Y eso que llovió y hubo viento. No todos los días funcionan bien las dependencias naturales.

Más allá de lo anecdótico, lo preocupante es que en dos meses, 20 contingencias y la restricción para la circulación vehicular hasta en domingo, la polución no baja y nos acosa todos los días.

¿Es el clima?… ¿son los combustibles?… ¿es la corrupción en verificentros o en la adquisición de gasolinas?

Será el sereno, pero la contaminación es como la CNTE: está presente.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx