imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

Constitución centenaria…

Con 699 prótesis en casi todo su cuerpo. Gracias a ellas, se sostiene, camina, avanza y marca el rumbo. Muchas voces no de ahora sino de hace un par de décadas, la quieren sepultar porque, dicen, no aguanta el paso. Desconocen lo que ha hecho por este país y por muchos que siguieron su texto como ejemplo de libertades. La primera del Siglo XX. Hoy llega a los 100 años. Es la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Quienes no entienden su contenido y sus alcances, no la han leído. Y no es sorpresa. Hay legisladores que ignoran cuántos artículos y transitorios tiene. Y son los que osan modificarla. Con todas las críticas que se le pudieran hacer, los responsables de las fallas, porque toda norma suprema es perfectible, se las debe a los congresistas. Aprueban leyes en contra de su esencia y espíritu y se convierten inconstitucionales. He ahí la fuerza: se enfrenta a los que la desconocen e intentan estar por encima de ella.

Estoy cierto, robándome el pensamiento de Reyes Heroles, que resiste y apoya. Desde su promulgación y con dos eventos fracasados, las asonadas dejaron de presentarse, no se ha iniciado otra revolución y tampoco se ha perdido la gobernabilidad aunque sí y mucho, el rumbo.

Su marco jurídico otorga no solamente garantías sino derechos. Por desgracia, los legisladores han permitido que los ciudadanos incumplan sus obligaciones al no discutir y aprobar leyes reglamentarias, lo que obliga a la interpretación equivocada de su articulado.

Es su cumpleaños y la fiesta se la hacen en donde nació: en e Teatro de la República, en Querétaro. Bien merecida.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx