imagotipo

Punto de vista

  • Jesús Michel

Escándalo en puerta…

Durante meses, una actriz que radica en Estados Unidos, fue señalada de tener presuntas relaciones cercanas con el capo que hoy habita en uno de los últimos pisos de una prisión federal de la Unión Americana. Hubo versiones de que la Procuraduría General de la República localizó al criminal más buscado por charlas telefónicas. Y siempre salió a luz un nombre: Kate del Castillo.

Con el paso del tiempo, no lo digo yo sino las acciones, la artista ha quedado más o menos limpia de los señalamientos (aunque a palo dado ni Dios lo quita) y por ello un juez federal le otorgó un amparo para no ser detenida ni ser exhibida su imagen si ésta se correlacionaba con Joaquín Loera Guzmán “El Chapo”.

Detenido probablemente por la información obtenida a través de las comunicaciones sostenidas entre ambos personajes, se insistió en relacionar a la señora Castillo con el “enemigo público número uno”. Esta historia usted la conoce bien.

Lo que no sabe es que Del Castillo presentó una petición ante juez federal para que se investigue si la filtración que dio origen a su probable relación con el criminal salió de la Procuraduría General de la República.

De comprobarse lo que se pide en el escrito, el juzgador de la causa tendría que ordenar al Ministerio Público federal abrir una carpeta de investigación que confirme o deseche la exigencia de la artista.

Si la razón le asiste, solicitaría la “reparación del año” ocasionado y que iría del moral al patrimonial y cuyo monto se estimaría en unos 70 millones de pesos. Es un tema que saldrá a luz en las próximas horas, salvo que el poder de la firma intervenga y trate de ocultarla.

Por lo pronto le adelanto que habrá jaleo.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx