imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

Jesús Michel Narváez

De muro a muro…

Más allá de filias y fobias, de partidos, de ideologías o posiciones, el “muro humano” construido a lo largo de unos 400 metros en la frontera Ciudad Juárez-McAllen, representó una muestra de que la unidad es la única fórmula para enfrentar las agresiones de quien sí tiene fobias contra los mexicanos y México.

Habrá quienes califiquen de “fracaso” este muro humano y serán los mezquinos de siempre. Lo importante no es el tumulto sino la acción. Y la de ayer despertó conciencias a grado tal que el alcalde de El Paso, Oscar Leese cruzó la “línea” para unirse con su par de Ciudad Juárez, Armando Cabada y sumaron a quienes formaron el primer muro humano para protestar por las acciones de Donald Trump en contra de los migrantes y no solo mexicanos.

El otro muro, el que ya existe, el de metal y enrejados, el que se encuentra del otro lado del Río Bravo, tenía detrás de sus gruesas láminas la mirada de los integrantes de la Border Patrol… pero estaban en su terreno y los protestantes en el suyo, en el mexicano desde donde mostraron mantas, elevaron la voz y exigieron respeto.

Fue la primera parte del muro humano que se pretende construir a lo largo de la frontera norte. Justo frente a las ciudades que resienten el boicot de quienes solían realizar sus compras en las tiendas localizadas “cruzando el puente”.

Jornada que debe calificarse de exitosa, porque aunque el número de asistentes no haya sido multitudinario, es uno de los pasos que darán pie a la carrera contra la xenofobia, la discriminación y la persecución injusta de que son víctimas millones de seres humanos.

 

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx