imagotipo

Punto de Vista

  • Jesús Michel

  • Jesús Michel Narváez
  • Salvavidas financiero…

No se dice, pero se palpa: la turbulencia financiera amenaza más a México que las agresiones del que dice saber cómo gobernar la nación más poderosa del mundo.

Por ello, el presidente Peña Nieto le pidió al gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, posponer su partida hacia el banco de bancos: el de Pagos, y seguir al frente del Banco de México por lo menos hasta noviembre próximo. El banquero accedió.

Aunque no se dan a conocer detalles oficiales de la solicitud presidencial, ésta ocurrió durante una reunión con comunicadores celebrada a puerta cerrada en Los Pinos y fueron justamente los periodistas los que proporcionaron la noticia.

Se entiende que inflación, paridad cambiaria y el desorden financiero global, y por tanto, arma letal contra las finanzas y la macroeconomía mexicana, serán las prioridades del gobernador del Banco Central.

¿Qué es lo que no sabemos los mexicanos? Porque hasta ahora nadie nos ha dicho que el terremoto, el tsunami, el huracán podrían causar daños impensables. Se nos ha dicho que el blindaje es real y prueba de ello es el respaldo del poderoso sector empresarial que anunció inversiones por 3.5 billones de pesos para este año, con lo cual se intentará hacer frente a la posible cancelación del TLCAN y se buscará apoyar las Zonas Económicas Especiales.

Solicitar que Carstens permanezca en el cargo era un coro casi celestial. Hubo desconcierto cuando dio a conocer su partida, e incluso algunos le cuestionaron su poca identidad nacional. Al aceptar demostró lo contrario y puso por delante la problemática financiera que el país enfrenta. Ahora sí: que San Agustín nos haga el milagro.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx

Twitter: @jesusmichelMx